jueves, 17 de noviembre de 2011

MÁS SOBRE LA SEGURIDAD HUMANA



AGUSTÍN ANGARITA LEZAMA
La Seguridad Humana es una mirada más completa, más social, más humana e integral sobre la seguridad. Es ir más allá de la seguridad policiva, que hace énfasis es un solo aspecto de la seguridad (lucha contra la delincuencia). La Seguridad Humana considera que el sujeto de la seguridad debe estar centrado en la persona y no sólo en la seguridad del Estado y su base es la protección integral de la vida y de las libertades para la plena realización del ser humano. Vincula la seguridad con el desarrollo humano, con los derechos humanos y hace hincapié en la necesidad de políticas públicas que entiendan la seguridad como un concepto amplio no sólo limitado a asuntos de orden público.
La Seguridad Humana no debe considerarse contradictoria con la seguridad policiva. Se trata de una manera distinta de interpretarla mediante la reorientación del énfasis hacia las necesidades de seguridad de las comunidades y de las personas, pero sin agotarse en ello. En su aspecto operativo la Seguridad Humana deberá referirse a asuntos como los derechos humanos y libertades fundamentales; la violencia intrafamiliar y contra las mujeres; el desarrollo urbano obsoleto, desarticulado y con sobrecostos; el creciente tráfico y utilización de armas pequeñas; la producción y tráfico ilícito de drogas; la calidad de educación y de la salud; la corrupción y la impunidad; la violencia generalizada; la prostitución infantil; el olvido secular del campo; y el logro pleno del desarrollo humano.
Como los tiempos cambian, también cambian nuestros modos de producir, de relacionarnos, de vivir, y por ende, surgen nuevas fuentes de inseguridad frente a las cuales resulta insuficiente la mirada tradicional de seguridad vista como represión al delito, la delincuencia y el control del orden público. La vida de hoy trae riesgos ambientales que no existían hace poco tiempo. El desarrollo de la industria trae de la mano inseguridades industriales, riesgos tecnológicos (radiación electromagnética de vídeojuegos, de celulares, microondas, etc.), inseguridad ante nuevas formas de trabajo, contaminación alimentaria con químicos y preservantes, etc. La soledad, la depresión, el alcoholismo, la drogadicción, la prostitución y la agresividad son una inseguridad de la manera capitalista de entender la sociedad y su modelo de desarrollo.
La Seguridad Humana es la respuesta a múltiples inseguridades en que hoy vive la ciudadanía: inseguridad alimentaria, inseguridad económica, inseguridad ambiental, inseguridad sanitaria, inseguridad política, inseguridad educativa, inseguridad personal y de las comunidades. Pero no para dar respuestas por separado a estas inseguridades. No. Cada inseguridad está articulada, vinculada con las otras. O se tratan todas al tiempo y con una visión integradora o los resultados serán pobres y deficitarios. La Seguridad Humana es un concepto indivisible que funciona en red.
La seguridad humana, como la vida, tiene múltiples dimensiones. Busca que los ciudadanos puedan tener una existencia sin miedos, angustias, sufrimientos ni pobrezas, con dignidad, sin exclusiones, sin ningún tipo de discriminación. Una vida donde se les tenga en cuenta, donde se les valore sus inquietudes, sueños y esperanzas, donde existan gobernantes que dirijan buscando equidad social y no la concentración de la riqueza en pocas manos. Seguridad Humana es responsabilidad, autoridad, credibilidad y confianza pretendiendo una vida con respeto para todos y todas, una vida donde brille la solidaridad, la cooperación, la prosperidad y el orgullo de vivir en Ibagué.

No hay comentarios.: