lunes, 25 de julio de 2011

APOSTILLAS A LA CARTA DE MEDÓFILO MEDINA



Mario Hernán López.

En la revista virtual razonpublica.com, el profesor Medófilo Medina escribió una carta -que la misma publicación define como serena y balanceada- a Alfonso Cano, comandante de las FARC1. La carta ha circulado profusamente en las redes sociales y ha merecido algunas respuestas provenientes de sectores ligados a las guerrillas colombianas (ANNCOL, por ejemplo), así como una entrevista al profesor Medina en el periódico el Tiempo2. En la carta a Cano, el profesor de la Universidad Nacional expone un buen número de razones por las cuales las guerrillas colombianas deberían disponerse a buscar una salida negociada al conflicto armado; sus argumentos recogen tanto aprendizajes derivados de la historia de los movimientos sociales e insurgentes en Colombia durante los últimos 47 años, como balances de resultados de la confrontación armada que, a su juicio, no ha generado “realizaciones ni conquistas duraderas de sectores importantes de los trabajadores urbanos y rurales”. Advierte el profesor, en los primeros párrafos, que la decisión de escribirle a Cano tiene que ver con la necesidad de salirle al paso al comportamiento ciclotímico del conflicto armado, conducta histórica que quizá, en algún momento, pondrá de nuevo el balón en las canchas de la guerrilla.
La respuesta que apareció en ANNCOL (17/07/2011), no resulta ideológicamente esperanzadora: una monserga político-religiosa sustentada en una verdad histórica y el enjuiciamiento al Estado (del cual rescata, paradójicamente, una actitud heroica de la Corte Constitucional), no parece dar paso a la comprensión necesaria de las innumerables problemáticas colombianas y del mundo contemporáneo apelando al arsenal de teorías y conceptos expuestos por los estructuralistas y otras corrientes críticas que han privilegiado el valor de la vida por encima de las ideologías erigidas en nombre de la muerte. Buena parte de la ciencia política actual explora en múltiples disciplinas y corrientes del pensamiento en busca de alternativas al capitalismo individualista, depredador y codicioso; en este terreno resultan aleccionadoras las experiencias recientes de las distintas corrientes de la izquierda latinoamericana que en Brasil, Venezuela, Uruguay, Bolivia y Ecuador intentan mejorar las condiciones de los pueblos mediante la puesta en operación de políticas públicas democráticas, sustentadas en la equidad y la negociación cara a cara con los poderes transnacionales.
Parte del mito que ha rodeado a las FARC tiene que ver con la existencia de dos tendencias internas: una tropera, guerrerista y violenta encabezada hasta hace poco por el Mono Jojoy, y otra intelectualmente formada, cercana a los libros y al debate abierto liderada por Alfonso Cano. Apoyada en esta última tendencia, y después de casi cinco décadas de alzamiento armado, las FARC pueden contribuir a romper el círculo codicioso de la guerra siguiendo los lúcidos consejos del profesor Medina.


1 comentario:

Anónimo dijo...

León Valencia escribe sobre el asunto:

http://www.semana.com/opinion/mensajes-guerrilla/162253-3.aspx