jueves, 16 de junio de 2011

La revolución de los indignados



Juana Santana
Los jóvenes españoles están indignados, muchos son los hijos de aquellos otros jóvenes que en los años setenta trataban de minar la dictadura franquista desde las universidades y las empresas, osea nuestros hijos, llevamos años mimándolos y malcriando, con la boca grande enseñándole valores y con la pequeña dándoles subterfugios consumistas, aparatejos inútiles, ropa de marca con la excusa de que no los discriminaran en los colegios, muchos fuimos engullidos y arrastrados por esa ola de riqueza y prosperidad que nos hizo creer que habíamos llegado por fin al G8, dejando atrás la caspa y el complejo de almorrana de Europa, otros venían tocando la puerta de la Unión Europea que eran mucho más pobres que nosotros.
Nos contaron que quien no tuviera una buena hipoteca a 60 años no era nadie y hacia allí apuntamos sin rechistar, echando a nuestros hijos a los bancos, como disciplinados nuevos ricos bien-pensantes que éramos , aprendimos rápido a vivir muy por encima de nuestras posibilidades sin que nos temblara el pulso, muchos priorizamos el trabajo de los jóvenes por encima del estudio, gracias a la burbuja inmobiliaria los niños dejaban el instituto a los quince años y se iban a trabajar en la construcción con sus progenitores, en cuatro o cinco años ya estaban hipotecados y con un buen coche que pagar en sus manos, poco importaba que no supieran si la tierra giraba alrededor del sol o al revés, el fracaso escolar crecía sin que a nadie pareciera importarle y nuestros jóvenes eran cada vez más obtusos y alienados, los que nunca nos creímos el cuento asistíamos desde la perplejidad a todo este estado de cosas, nos preguntábamos qué le estaba ocurriendo a nuestra juventud que no protestaba cuando los indices de paro empezaron a subir, cuando se crearon las empresas de trabajo temporal que se pasaban por el arco del triunfo los derechos laborales, que generaciones anteriores habían conquistado con luchas jalonadas con muertos y mártires de la clase obrera.




Fue preciso que la cosa se pusiera bien mala y que la casta política se durmiera en su omnipotencia, subió el río y los sorprendió a todos con esta marea de protesta y sentido común, la primera reacción fue de incredulidad, el fracaso de la educación publica, la incompetencia de la casta política, corrupta en su gran mayoría, no pudo acabar con todas las cabecitas pensantes de nuestra juventud, los que fueron engañados y dejaron de estudiar para engrosar las filas de esclavos de este capitalismo salvaje, que no ha sabido responder a sus expectativas por un lado, y los que sí se han preparado y hoy son médicos, ingenieros, profesores, periodistas etc. en paro, ambos se han plantado y han dicho basta, recuperando para todos el gusto por la discusión, la asamblea, la búsqueda de consensos, la recuperación de la plaza, el agora, donde los ciudadanos discuten pacíficamente las diferentes propuestas para acometer de una vez por todas los problemas de esta sociedad enferma.
Sobre los indignados se ha dicho de todo, desde que eran proetarras hasta que tenían piojos, pasando por diversas teorías conspiratorias que se han barajado desde diferentes medios de comunicación, fieles a la voz de su amo, los mercados, ese ente ficticio con el que nos amenazan y en nombre del cual se idean los salvajes recortes de derechos laborales o partidas presupuestarias para la sanidad., educación y políticas sociales. Pero mire usted por donde los indignados parten de la premisa de que no les asuntan los mercados, y una multitud sin miedo es una multitud libre.


Los indignados no sólo protestan, la novedad más maravillosa de todas es que proponen, han creado infinidad de asambleas que se ocupan de los diferentes temas, proponiendo soluciones inteligentes y perfectamente viables, La ciudadanía no está dispuesta a socializar las perdidas de esta crisis, el movimiento 15M está centrando sus demandas contra las políticas de empleo, en esto coinciden con el ministro de trabajo que hoy ha hecho unas declaraciones en contra de la banca como responsable en gran medida del paro, en su mayoría debido al pinchazo de la burbuja inmobiliaria, esta noche las masas intentan acampar delante el Parlament en Barcelona , mañana se van a aprobar los presupuestos con más recortes sociales de toda la historia de la democracia en el Parlamento Catalán.
La respuesta de mossos d'esquadra que trató de desalojarlos con extrema violencia hace unos días, de la Plaza Cataluña logró el efecto contrario al deseado, muchos más jóvenes y no tan jóvenes se unieron al movimiento.
Los campamentos empiezan a desmontarse trasladando el trabajo a grupos y asambleas de barrio, publicitando propuestas y movilizaciones por twiter y demás redes sociales.
De momento el próximo domingo hay convocada una gran marcha en todo el territorio nacional, se esperan autenticas riadas de gente tomando las calles con un grito unificador: otro mundo es posible y lo estamos haciendo sin miedo.
Juana Santana

4 comentarios:

Anónimo dijo...

HOLA JUANA,

QUE FRESCA TU DESCRIPCION DE LA CRISIS DE LA TRISTEZA DE SER JOVEN EN MEDIO DE UN PLANETA QUE AGONIZA Y UNA CLASE DIRIGENTE DIRIGIDA POR LOS MERCADOS, LAS BURBUJAS Y EL MIEDO.

LOS JOVENES NO TIENEN PLAZA EN ESTE GRAN MERCADO DE VIEJOS. LA CLASE POLITICA SE AFERRA DEL ESTADO Y DE NUESTROS IMPUESTOS, DE NUESTRA SALUD Y DE LA EDUCACION DE NUESTROS HIJOS PARA HACER HOTELES RESORT O COMPRAR APARTAMENTOS EN DUBAI.

UN MUCHACHO QUE CONOZCO COMPRÓ UN BLACKBERRY Y YA LO TUVO QUE ENTREGAR, ALQUILÓ UN APARTAMENTICO CON DOS AMIGOS Y TUVO QUE ENTREGARLO PORQUE DE LA NOCHE A LA MAÑANA LO DESPEDIERON EN LA EMPRESA PORQUE LE FALTABA EXPERIENCIA Y SE LE ACABÓ EL PERIODO DE PRUEBA. TAMPOCO TENDRA PENSION, CURRO NI CASA, PERO YA NO TIENE MIEDO DE IRSE CON SUS TRES TRAPOS A LA ACAMPADA DE BARCELONA.

LOS JOVENES NO FUTURO, NO ESPACIO.

LOS PUESTOS DE TRABAJO ESTAN COLONIZADOS POR LOS JUBILADOS, LOS POLITIQUEROS QUE LOS REPARTEN A ENERGUMENOS SIN PERFIL, EL ESTADO QUE PERMITE LAS COOPERATIVAS DE TRABAJO ASOCIADO Y LA MUERTE DE LOS LUCHADORES POR LOS DERECHOS HUMANOS.

ES UN DRAMA EL DE LOS JOVENES EN UNA SOCIEDAD QUE NO LOS TIENE EN CUENTA,QUE NO LOS HA TENIDO EN CUENTA, ES MAS, QUE LES ESTORBA....

ASI LOS LEGISLADORES SEAN SUS PADRES, SUS ABUELOS Y TATARABUELOS

OSCARO.

Jeromm dijo...

Gracias Juana por este apunte transversal de una sociedad en pleno derrumbe...
Como no emocionarse, por fin se detecta un poco de acción contra la descarada actuación de políticos y financieros corruptos, el artículo refleja bien la trayectoria trazada por la sociedad de "bienestar", una política falta de previsión y escrúpulos, ahora está claro que necesitamos un cambio de fondo, algo que podrán conseguir estas generaciones jóvenes a las que tendremos que apoyar ya que no hay salida en la dirección nos llevan estos dirigentes corruptos.
DEMOCRACIA REAL YA

Anónimo dijo...

Ahora no estás tan sola Juany! La juventud despierta y vos siempre fuiste parte de ella.

Anónimo dijo...

Los ecos de esta expresion de fastidio llegan a estas latitudes, por las redes sociales algunos ciudadanos comienzan a convocar a la gente a las plazas publicas para protestar contra las actuaciones de los politicos y contra las politicas antisociales. lo que no puede hacer la izquierda ojala lo logre la ciudadania...

Gracias Juany.

Mario