miércoles, 18 de mayo de 2011

EL ESPIRITU DE FUXI



Juan Camilo López Amézquita.

Cada día, Ho Lin Tao segaba las cosechas de arroz que habían alcanzado la madurez. Le hacía compañía el canto de los grillos que saltaban por los arrozales, y que llenaban de nostalgia su espíritu.
         -¿Qué te enternece tanto esta bella mañana?- dijo un anciano postrado a la vera del camino.-De niño siempre quise ser virtuoso en el erhu- respondió Lin Tao,-pero el trabajo en el campo me ha obligado a abandonar mi anhelo-.
El anciano, que resultó ser el espíritu de Fuxi encarnado, le otorgó a Lin Tao un hermoso erhu dorado que brotó de las aguas a su llamado:
         -Te concedo la música y el instrumento para aliviar tu pena-. Dicho esto se esfumó con la brisa.
Ho Lin Tao atesoró el instrumento y allí mismo se dispuso a interpretarlo con la música hermosa que brotaba de su mente; pero cuán grande sería su tristeza, al comprobar que sus toscas manos, curtidas por el campo, eran incapaces de tocar el erhu dorado del espíritu de Fuxi.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien por esa viejo Cami, un gran talento nace para la escritura. Siguelo haciendo mas a menudo.

Anónimo dijo...

Precioso texto Cami. Gracias

Anónimo dijo...

Querido hermano : juan Camilo presenta un cuento lleno de lirica y trazos poeticos que muestran un alma sensible en busca de su propio espacio
de ensueño y de la armonía de su propia musica. Pensé por un momento que el erhu se habia transformado en guitarra y que el anciano encarnado
en el espiritu de Fuxi eras tu. Un abrazo y felicitaciones sinceras para Juan Camilo y ojalá siga buscando incesantemente las palabras.

Anciano Fuxi Mario un abrazo