sábado, 1 de mayo de 2010

URIBE NO +.



Oscar Robledo Hoyos. *

Excelente el articulo de Ricardo Santamaría “El fenómeno Mockus”, publicado el día 30 de abril del presente año por su ponderación y decoro. No incurre en ofensas de tipo personal ni hace balances agresivos. Así, delicada y constructivamente plantea verdades de a puño. Colombia no podía mas... se le quemaron las marcas a la resistencia, se volaron los topes de vulgaridad y deshonestidad. Se tiró al taco de la basura el oficio que antes nos engrandeciera como República, La política al servicio del bien general. La dignidad de nuestros gobernantes despareció de un momento a otro. De los 100 puntos que se publicitaron en la campaña del 2006 apenas si se lograrían diez. Los demás fueron demagogia barata, baratillo de pueblo en dia de mercado, politiquería por lo bajo y corrupción. Todo se hizo con el fin de complacer el Príncipe que había iniciado su carrera meteórica con las migajas amargas que dejaran las Farcs/Pastrana. Uribe gobernó para una camarilla y nunca para el país grande, se descararon impúdicamente sus deseos desenfrenados de poder para beneficiar de manera inmediata y milagrosa a sus áulicos, amigos, asesores y familiares.


Uribe No+


Estamos hasta la coronilla revestidos de infamia incluso a nivel internacional, cercenadas nuestras comunicaciones y negocios con el vecindario, sembrado nuestro territorio de bases militares, los indicadores sociales en rojo . Pues claro, todo el dinero y todo el presupuesto resultó escaso para la coima, los regalos de Agro Ingreso Seguro, los cohechantes, los grandes capitales y Sarmiento Angulo. Una vergüenza el segundo periodo de Uribe. La lacra de ser colombianos no la cobraron caro en los aeropuertos internacionales pero también fue costosa para los que no tuvimos dinero para salir del país y nos tuvimos que aguantar el chirrionazo de permanecer a la brava en este infierno tropical de la inmundicia y la infamia en que se convirtió Colombia. La ilegalidad rampante y desmoralizante fueron la ley... La Constitución constreñida y violada... Ibamos para la anomía durkkheiniana y la desaparición como pueblo civilizado en el concierto de los países democráticos. Condenados a desaparecer en medio de la bazofia de los discursos oficiales, de la “normalidad” publicitada de la Seguridad Democrática cuando desparecían nuestros jóvenes de las ciudades para cobrar recompensas por su muerte infame y nauseabunda, negociada vilmente, fríamente, como diría el poeta, cambiada por un "vil espejismo... juego mi vida, cambio mi vida/ de todos modos la llevo perdida.../ la juego contra uno o contra todos, la juego contra el cero o contra el infinito, la juego en una alcoba, en el ágora en un garito, en una encrucijada, en una barricada, en un motín; la juego definitivamente, desde el principio hasta el fin, en la periferia, en el medio, y en el subfondo... juego mi vida, cambio mi vida, la llevo perdida, sin remedio. Y el juego, - o el cambio por el más infantil espejismo,- la dono en usufructo, o la regalo... o la trueco por una sonrisa y cuatro besos.... “(Relato de Sergio Stepasnsky, León de Greiff)


Pero nada, ni besos ni sonrisas, llanto en las madres Soacha, bestiario en Ocaña... 2.200 muchachos asesinados por los Falsos Positivos un eufemismo con el cual se pretendía cubrir la sacralidad de La Seguridad Democrática. Ver Directiva Ministerial de noviembre de 2005, # 29 y permanente para el pago de recompensas. ¡Buena manera de acabar con la pobreza, triste y errónea iniciativa para solucionar la crisis del empleo y testimoniar los éxitos de una política!


De eso tiene náuseas el pueblo colombiano. No tanto y no más de eso tan bueno como diría el bobo de Salamina Caldas: “De eso tan bueno, no dan tanto" y ante la estupefacción de todos y sobre todo del establecimiento social del pueblo no aceptó la bandeja de arequipe que las señoras querían obsequiarle tan generosamente.


Uribe No+


Es lo que dicen las encuestas, lo que impulsan ahora nuevamente, enhorabuena, los jóvenes de la patria y corrobora la refrescante ola verde Mockus - Fajardo.


Uribe No+,


Estamos hastiados de tanto escándalo, de tanta impudicia y tanta corrupción.


¡No más!, por favor.


Manizales, mayo 01 de 2010


* Sociologo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

8 años perdidos. Que falta de grandeza, con todo de su lado para haber logrado la gran trasformacion de Colombia, pero nada, solo propaganda, insultos, crispacion y miles de muertes.
German

Anónimo dijo...

Ocho años de gobieno de un tipo incípido y calculador que no lee ni va al cine.

Anónimo dijo...

Oscar,estamos de acuerdo Uribe no, y no, y no.

Mónica

Mónica dijo...

Oscar, a Uribe que lo manden a trabajar y trabajar... en construcciones de escuelas, hospitales, casas derrumbadas como obrero y Santos de garitero con la agupanela... Así, de pronto cumple con una cuota mínima n el campo social.

Mónica