jueves, 11 de marzo de 2010

ELECCIONES A LA VISTA, FRANCIA Y COLOMBIA.



OSCAR ROBLEDO HOYOS. *


De Francia la atonía, la derecha impotente y el cierre xenofóbico. Aquí la violencia que renace y se recrudece pero también la esperanza de nuevos rumbos. Mas ahora con el término del “delirio reeleccionista”. De Lyon llega un email de Gustavo Rojas sobre las próximas elecciones en Colombia. De Buenos Aires una columna de Eduardo Febbro en el diario Pagina 12 sobre las elecciones del próximo domingo en Francia. Todos en domingo, Colombia y Francia.



La tan preciada “objetividad” del proyecto científico siempre ha suscitado una enorme sospecha. Apreciamos por el contrario los análisis realizados desde el exterior. Ese toque de “excentricidad” enriquece las miradas y los análisis hechos o desde la ciencia pura que se cree omnipotente o desde una visión de lo nacional.



Un joven desde los alares de la Revolución Francesa abre su espíritu sobre el país y ve en el evento del próximo domingo una fiesta de una democracia maltrecha así se proclame como “una de las democracias más autenticas de América Latina”. “En Colombia la “democracia” más antigua del subcontinente, dice, se vive de manera histórica una negación de los valores democráticos y por el contrario lo existente como régimen político en la actualidad, está basado en una secuencia histórica de violencias que traen como consecuencia una grave degradación de los derechos ciudadanos”. Democracia furibista que casi termina con lo poco que quedara de ella luego de su furia por perpetuarse en el poder. “Son suficientes ocho años” le dijo el presidente Obama. Se le aconsejó en todas las tonalidades - a tiempo y destiempo- , machaconamente, que no dañara su legado con la tentación por aquel “gustico” que le reprochara a los jóvenes, y que en él fue ansias infinitas por el poder un pecado capital que anida bajo el poncho antioqueño y la misa del domingo.



Francia sufre el miedo islamista. Empezó con la consulta en Suiza sobre los minaretes de los centros religiosos del Islam. Que rompía hilos y niveles, que desentonaban con el conjunto del diseño habitacional. Es decir, del urbanismo de Haussmann. Luego se pasó a la Burka. No se podría aceptar un confesionalismo religioso en el medio de otra sociedad que se sentiría abusada por acoger al extranjero. Apareció el miedo al Otro cuando lo que tiene Francia y ha significado al mundo es precisamente su apertura a todas las manifestaciones de la cultura y el arte y el aprecio por el aporte de pueblos y civilizaciones. Termina en un acto narcisista preguntándose en todos los medios ¿Qué es ser francés?, ¿es Usted verdaderamente francés? ¡O la la la la!.



“Los sondeos marcan dos tendencias para el domingo: la supremacía de las listas de izquierda frente al oficialista UMP y la existencia de una mayoría abstencionista. El debate se contaminó con temas como la inmigración. El desencanto y su consecuencia inmediata, la abstención, amenazan la primera vuelta de las elecciones regionales que se celebran el próximo domingo en Francia. Los sondeos de opinión marcan dos tendencias fuertes: la supremacía de las listas de izquierda frente al partido presidencial UMP y la existencia de una mayoría abstencionista que podría convertir estas elecciones en las menos votadas del último cuarto de siglo. Las encuestas coinciden en apuntar el ascenso del Partido Socialista en las intenciones de voto”. Francia mira esperanzada – nuevamente – hacia la izquierda en tanto que en Colombia la izquierda ha perdido algo de aquel impulso de las pasadas presidenciales. El Polo Democrático ha desentonado con el voto a favor del que resultara elegido el que es llamado El Absolvedor General de la República, la alcaldía caótica y enguaralada de la ciudad de Bogotá y la ausencia de Petro cuando el país, en vilo, debatía el Veto de censura al ministro de Agricultura luego del escándalo de Agro Ingreso Seguro.



En Colombia, al contrario de Francia, las derechas se hallan en su cenit electoral. Todos sus candidatos se pelean a milímetro la legitimidad de su filiación del Paterfamilias. ¿Logrará el Uribismo seguir siendo Uribista sin Uribe? Uribe todos los días y por todos los medios está en campaña política como si no fuera el presidente gobernante de todos los colombianos. Da avales radiales y televisivos sin que haya organismo de control que lo meta en cintura. Todos quieren sus votos. Como han andado de cortesanos aspiran a su bendición. Uribito tiene la desvergüenza de pagar un afiche en los diarios que dice: “Arias, el del Presidente”. Uribe mete la mano en la campaña desde tempranas horas de la mañana hasta altas horas de la noche. A todos hace el guiño de tanto cerrar los ojos ya no ve los problemas del país, lo que ha sido la constante del segundo periodo. Todo le acontece a destiempo, sin ser notificado. Todos los despropósitos y escándalos lo sorprenden a última hora. Es vergonzoso el rifirrafe de las candidaturas. Definitivamente, la Política ha perdido el pedestal de la dignidad y la honorabilidad. Todos parecen verduleras de plaza de mercado, a ver quien levanta más fuerte la voz y coloca sus lechugas como las más atractivas. Pero la pregunta es simple, ¿Son heredables los votos de Uribe al niño de Agro Ingreso Seguro?, o, ¿hacia Nohemí la Reina del voltiarepismo? ¿Se endosarán “mecánicamente” sin Prisa a la Casa de los Todos los Santos? ¿El espejo narcisista del uribismo una vez roto en mil pedazos - fallo de la Corte Constitucional – logrará la furia de otros años? ¿Logrará el “Dandísimo” del Juan Manuel convencer a los electores de su “raigambre social y popular” con su fórmula vicepresidencial depositada en los fatigados hombros de una versión ajada de un Angelino Garzón, distante ya de las luchas populares? ¿Alcanzará la izquierda colombiana con Petro los topes logrados con Carlos Gaviria?



Luego de la rectificación interna del PS francés con la separación de Segolene Royal de su dirección y su recomposición a nivel regional ¿tendrá la coherencia interna para marcar nuevamente los rumbos de la política francesa?



Todo está por ver en las votaciones del próximo domingo. Tenemos el pálpito que en Colombia, la abstención será la primera derrotada por que los marcadores son aún inciertos y la puja de los nuevos aspirantes, interesante y ardua, por decir lo menos.



Manizales, Jueves 11 marzo, 2010



*. Sociólogo.

No hay comentarios.: