miércoles, 17 de febrero de 2010

GOBERNAR PARA GOBERNAR: UNA CAMPAÑA ELECTORAL DESBOCADA.



OSCAR ROBLEDO HOYOS *

El espectáculo de la actual campaña electoral es fiel reflejo de nuestra democracia a la colombiana. Miremos no más la maratón, gigantesca, de nuestro Presi, a estas alturas con el palo del ministro Palacio en la rueda de sus aspiraciones de “Gobernar y Gobernar y Gobernar”.



La altura y la talla de lo que fuera el primer oficio de la nación ha caído de su pedestal. (1) El Presi horro de la propaganda de su programa “Yo el Supremo y Presidente” de los Consejos Comunitarios va en colecta de minutos y de espacios en las radios de provincia, los Call Centers, los micrófonos de vereda y cuanta migaja de tiempo se le atraviese en el camino para pasar la propaganda subliminal de la Seguridad Democrática e Inversionista. Todo este show en medio del estruendo de las mentiras inconfesas, de la farsa antidemocrática y antipopular de su Reforma a la Salud como si la vida no fuera legado y derecho fundamental - primerísimos - que jura defender todo gobernante el día de su posesión. La historia lo ha encontrado a la hora de nona maquinando con su equipo de incondicionales contra los bienes heredados, la vida de sus compatriotas y la dignidad de la profesión médica en el monorrítmico y machacante talante autoritario de su régimen plutocrático.



El alto y sagrado ejercicio de la política se rebajó de la noche a la mañana a la gestión empresarial de la colecta de los Voticos. La fila de los agraciados se exaspera en Cali, la repartija de dineros no satisface a las Familias En Acción, la Inversión Social se entendió como dar limosna a unos ciudadanos disminuidos por el desempleo y la miseria, los dineros pululan, los topes se rompen, las vallas invaden. El partido de La U triplico el número de vallas permitido, en Bogotá.



Primero se echan al viento las proclamas populacheras que llegaron a sumar una centena. Entre ellas ésta: “Sueño con un Estado al servicio del pueblo y no para provecho de la corrupción y la politiquería. Hoy el Estado es permisivo con la corrupción, gigante en politiquería y avaro con lo social”. (Manifiesto Democrático 100 Puntos Álvaro Uribe Vélez).

Nos encontramos a la salida del segundo periodo de gobierno con el Presi y todo su gabinete haciendo demagogia barata tratando de enderezar lo que venía torcido desde el momento mismo de la desesperanza colectiva el día de su elección. Como dijera María Isabel Rueda “Nunca habíamos visto al Presi tanto, en todas partes, a todas horas, en todos los tonos, en todos los medios, untándose de tanto pueblo, como en estos días”. ¡Qué poder de multiplicación y ubicuidad tan nerviosamente desesperante!



Tenía razón un contertulio de ésta casa y gestor de Opción Tolima (2) cuando invitó en Ibagué, hace ya varios años, al Director de éste bloq (lalocadelacasa, Manizales. http://www.lalocadelacasa1.blogspot.com/) (3) a conocer AL DIABLO. Se trataba de nadie mas y nadie menos que de un nuevo y fulgurante político que venía de Antioquia, joven, frentero y ambicioso que hablaba con todo el mundo y con medio mundo hacía alianzas; a todos daba cabida. Tenía un problema, agrego de mi cosecha, que no tenia pueblo detrás. Solo acuerdos, conversaciones, tratos, con “Los Señores de los Voticos”.



El pueblo era y es para este DIABLO de la Política a la colombiana una entelequia, un ente de razón (ENS RATIONIS) de aquellos de Duns Scoto - con razón conocido como el Doctor Sutil - en plena Edad Media; que definía como "aquello que sólo en la mente puede existir de modo objetivo", algo que se nombra, algo que se dice o predica de muchos, algo que justifica los desastres, pero que no existe sino en la mente acalorada de los que se llaman Demócratas.


(1)….. Entrevista con el novelista antioqueño Fernando Vallejo, “De todos los políticos colombianos no se hace uno”, 26 Septiembrre, 2009.

- “¿Entonces qué le produce la segunda reelección?// Indignación. Pero de todas maneras él es el la punta de lanza de una clase política igual de despreciable que él.

- Si no es él, ¿del ramillete de precandidatos, a quien encargarle la Presidencia?// Quién si todos son iguales. El ramillete de gentuza, de bribones, de ambiciosos. Que no conocen algo elemental que conocían los políticos de antes: honorabilidad”.



(2).. Alfredo Sarmiento Narváez.



(3).. Mario Hernán López Becerra.

*. Sociólogo

Manizales, Febrero 17 de 2010.


No hay comentarios.: