domingo, 3 de enero de 2010

REGALO DE FIN DE AÑO



Oscar Robledo Hoyos *



Como siempre el régimen Uribista esgrime la mejor de sus armas de gobierno, la desinformación, la mentira, el Tapen Tapen, el Aquí no ha pasado nada, estamos por fin en el mejor de los mundos posibles a la manera del Próspero de Voltaire.



Indigna sobremanera que se nos crea estúpidos y que a lo mejor por poner la cara a la desfachatez invasora nos la quieran “romper de una cuchillada, por maricas” como es el lenguaje que hemos captado desde Radio Casa de Nariño (RCN). No vaya a ser que la indignación, con el resentimiento y la culpa, uno de los sentimientos morales básicos y necesarios que surgen de la participación en la construcción de sociedad civil, según la filosofía moral de nuestros días, resulte también un adefesio a la hora de hacer el presente comentario.



Dos hechos de este lánguido fin de año llaman la atención. El primero el anuncio pomposo y vergonzoso del incremento del salario mínimo en Colombia. Un incremento mensual de $18.080 que no le alcanzará a un padre o madre de familia para rescatar el precio de la leche para sus niños o el incremento educativo que el gobierno sí autoriza del 7% frente al 3.64% de los salarios. Una rebatiña de argumentos y una pifia final, como siempre, y por decreto autárquico del gobierno. Eso sí, destaca la noticia que el único que pidió a los gremios económicos y financieros una puja más generosa fue el Señor presidente quien solicitó “encarecidamente” un incremento al menos, dice el 4%, de lo cual se desprende el gran interés del gobierno por un mejor estar de su población asalariada y la gran tristeza que cunde en estos momentos por los pasillos del Palacio de Nari. Lo dejaron solos los muy canallas y por eso, por ellos, es que no pudo ser mas alto el incremento del salario mínimo para el 2010. ¡Mentiras mediáticas, lágrimas de cocodrilo!



La segunda es la falacia del actual Ministro de Defensa Nacional – Gabriel Silva Luján - que llego a su flamante oficio luego de prometer a los cafeteros para 2009 “El Año Dorado del Café” (desastre) no hace sino tronar bélicamente contra el vecindario y de manera especial contra Venezuela. Lo mismo hace casi que a diario el Comandante de las Fuerzas Militares, claro, con la aquiescencia de su jefe inmediato y la del Señor Presidente. Tanto que estos dos camorristas están que dan al traste con las palabras supuestamente “conciliadoras” del presidente respecto al gobierno venezolano cuando le clavó adicionalmente no solo a Venezuela sino al continente latinoamericano seis bases militares gringas en remplazo de la de Manta. A todas éstas resulta que sale a los medios el presidente a desautorizar a su Ministro por lengüilargo y porque según él, no expresa la voluntad conciliadora del gobierno. De donde queda en el pueblo la imagen de un Uribe Vélez - nuevamente – de gran conciliador, paradigma de la solución política y pacifista de los conflictos, del gran civilista y demócrata que requieren las actuales circunstancias. Algo así como si se hubiera cambiado del ala radicalizada de los Halcones del partido republicano norteamericano al partido Demócrata. Lo que expresan en realidad estos mensajeros subalternos es el pensamiento íntimo del Príncipe. Ha sido ésta la práctica del gobierno frente a Los Medios.


En la teoría del Enemigo Externo o del Chivo Expiatorio, Leonte Brea dice que “Se requiere del enemigo externo para desviar la atención de las masas cuando un poder, desbordado por reclamos populares, no dispone de los medios para enfrentarlos efectivamente. Con la utilización de este mecanismo se encarrila a la población a enfocarse hacia supuestos peligros o enemigos, mientras los que detentan el poder ganan el tiempo suficiente para paliar o solucionar tales problemas y hasta para verificar si las fuerzas sociales que impulsan estos movimientos se desgastan”.



Ya nos lo dijo Hegel y Maquiavelo; son urgentes las cortinas de humo, la construcción piedra a piedra de un enemigo exterior. Para Franco era el Masón, para Bush El Terrorismo Internacional encarnado en el rostro caprino de Bin Laden, para la ultraderecha durante muchos años lo fue el comunismo marxista.



Hugo Chávez ahora es el prototipo del mal, el mal vecino, el irreverente y el bocón a quien piadosa y cristianamente debemos sobrellevar para salvar la democracia latinoamericana.

*. Sociólogo

Manizales, 01 de Enero 2010.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ahora, empezando el año, el Uribe,- El Único- ha entrado en la fase del paisa marrullero al señalar con falsa humildad que su destino está señalado por la Corte, por el «Pueblo» y por su Dios. Con el fracaso que viene para su reelección a quien insultará con dedo tieso y ojos desorbitados, A la Corte? al Pueblo? o al sagrado Corazón de Jesús? Ah! No se puede olvidar la diferencia entre Gay y Marica, pues gay es un homosexual y marica es el que vota por Uribe.