miércoles, 14 de octubre de 2009

"El Tiempo" me da lástima





La leí dos veces. Y una tercera. Y aún me sigue sorprendiendo el tono y el juego de palabras de la "N. de la D." (asumo que es una "Nota de la Dirección") al final de la columna de Claudia López del 12 de octubre de 2009 en diario El Tiempo. Me cuesta realmente creer que esas sean palabras escritas por Roberto Pombo.

No me sorprende la intención del periódico de despedir a Claudia López como columnista, pero me resulta de tremendo mal gusto e incluso un acto grotesco y falto a la ética de la comunicación echarla con semejante nota al final de su columna, en la que Claudia cuestiona el trabajo periodístico del diario. Ahora les queda claro a los columnistas y colaboradores lo que ya nos quedaba claro a muchos de sus lectores: el trabajo periodístico y editorial de El Tiempo no se puede cuestionar, El Tiempo no se equivoca.

A mi me empezó a quedar claro cuando no encontré más la columna del Defensor del Lector, y me terminó de quedar claro cuando recibí la respuesta a mi carta en la que indagaba al periódico por dicha figura. Me contestaron, pero no recibí explicación alguna, ni siquiera me confirmaron ni negaron la desaparición de la columna. Por esos días tenía una crítica a un editorial del periódico y quería dirigirla al Defensor del Lector, pues sabía que el Director no la leería. Ante la ausencia del Defensor, la envíe a la dirección editorial, y claro, me quedé sin respuesta.

No voy a entrar a calificar el contenido de la columna de Claudia López, pero no se nos olvide que debe ponderarse desde su definición de artículo de opinión. Bien podría ser leída como una carta al Defensor del Lector, por lo que invito a referirse a ella a Felipe Zuleta, Nora Sanín, Leopoldo Villar, Javier Darío Restrepo, Germán Rey, Patricia Lara, Cecilia Orozco y María Clara Mendoza; quienes ejercieron esa función durante los 16 años que duró. La figura aparentemente desapareció en septiembre del 2008. Los lectores de El Tiempo ya no tenemos quien nos defienda, El Tiempo no se equivoca, su periodismo es incuestionable.

He reconocido y admirado la seriedad del trabajo previo del actual director de El Tiempo, Roberto Pombo, por eso esta "N. de la D." al final de dicha columna me causó tanta extrañeza. De ese antiguo respeto ahora sólo me queda desconfianza e incredulidad editorial, tristeza por el periodismo colombiano, desazón como lector y lastima por la decadencia ética y periodística del diario de mayor circulación en Colombia.

Diego Porras

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Apreciado Diego; al desafuero (no quiero insultar) de la N del D, se debe agregar la flaca explicación del editorial que reitera el momento politico del pais: "si no estás conmigo, estás contra mi".

Sacar o echar a los buenos y críticos ha sido una constante en la historia periodística reciente del pais; seguramente leeremos proximamente a Claudia López en el Espectador.

Saludos

Mario

Anónimo dijo...

Mario,

Y todavía nos salen con semejante "explicación" en el editorial. Por favor, ni que todos sus lectores fuéramos niños desprevenidos y sin formación historico-social. Con el respeto que parece estar perdiendo el director de El Tiempo, debo decir que esta explicación pasa de lo descarado a lo falaz: "ética profesional", "moral", "periodismo profesional, riguroso, equilibrado y preciso"... ese editorial más bien parece una caricatura.

Diego

Martín Franco dijo...

Hombre, Diego: indignante, doloroso, preocupante... una decepción más para quienes ejercemos el periodismo y creemos que a pesar de estos traspiés no se debe vender la conciencia a nadie. Tengo acá una visión similar al respecto: http://matamoscasdos.blogspot.com

Anónimo dijo...

La libertad de prensa no es tal, ellos la vendieron al regimen que se la paga con favores. Pero claro si el regimen no esta de su lado, entonces el derecho a la informacion que merecen los ciudadanos esta amenazada. A ellos quien los eligio para que informen? Constituyen un poder descontralado frente a una sociedad inerme, agobiada por la cotidianidad y la mala informacion.

German