martes, 13 de octubre de 2009

MERCEDES SE HA IDO YA. PAZ EN SU TUMBA.


OSCAR ROBLEDO HOYOS. *

Las cenizas de Mercedes Sossa se esparcirán en el cielo grande de su Tucumán Querido, Mendoza y Buenos Aires, pero en realidad deberían asperjarse a manera de bendición sobre América Latina y cada pueblo que sufra y padezca dolores por la justicia.


No le tembló la voz contra las dictaduras que se ensañaron el Cono Sur del Continente y su pie estuvo listo y ligero para sacudir las sandalias donde el modelo democrático fue cruelmente masacrado por las bayonetas. Con Víctor Jara y Violeta Parra entonó el canto del cambio, se burló de Mílicos, Vende Patrias y Apátridas. Saludó al Che Guevara y lloró por los desaparecidos en el Estadio de Santiago cuando Pinochet empezaba el Milagro Chileno de la Muerte y la Mentira. Con Viva Los Estudiantes se puso definitivamente del lado de la juventud perseguida y torturada por los viejos sátrapas que ahora regresan con otras excusas. Finalmente no fue recibida por los negociantes del Poder y la Democracia Acomodaticia que alaba golpes de Estado, nacionalizaciones hasta del agua, la contaminación ambiental que se desboca con pírricos esfuerzos de los magnates del G-8 y la militarización de la Sociedad Civil. ¡Hay del que no mienta, no se amanguale y no aplauda las desapariciones!.


Corren tiempos de mentira en que los Premios Nobeles de la Paz se conceden a cambios que abren nuevos frentes de guerra en Pakistán, que refuerzan el pie de fuerza en Afganistán con innumerables muertes de civiles, que a los prisioneros de Guantánamo se les dificulta el acceso a Justicia y la Verdad y se prohíbe exhibir fotografías de Torturados pero no la tortura misma. Son tiempos estos en que la palabra ha entrado en bancarrota y solo vale la acumulación desenfrenada del dinero en manos de los que ya lo tienen. Tiempo de negociados debajo de la mesa con formulario diligenciado a la perfección, de chanchullos, mentiras mediáticas y caminadito de ganso a lo Bush, a lo camaján, como ya lo hace ante cámaras - aunque todavía de manera imperfecta, hay que decirlo - el actual ministro de Agricultura.


Se nos ido el sinsonte de América Latina a zonas inextinguibles en donde se escuchan los coros angélicos, libre ya de todas las ataduras de la materialidad donde su canto repercutirá sobre el cosmos como un mensaje de justicia y abrazo universal. Se nos quedara en el oído Todo Cambia, Los niños de nuestro Olvido, Sufrida Tierra, Canción para un niño en la calle, La Maza que tan bellamente acompañó Shakira, Solo le pido a Dios. Oiremos sus CDs Al Despertar, Corazón Libre y Gracias a la vida y, nos iremos silbando, entonando sus tonadas, viendo su cara resplandecer cuando atardece y se marchita un mundo.

*. Sociólogo



Manizales, Octubre 12 de 2009-10-13

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como un pájaro libre, de libre vuelo...