viernes, 4 de septiembre de 2009

Manizales, El Arpón


En la foto: Orlando Becerra, Rubén Darío Zuluaga, María Elena Ospina, Rodrigo Zuluaga, Carlos Ricardo Escobar, Martha Inés Soto, Jairo Gómez, Sara Ruth Becerra.



En septiembre de 1973 un viernes que seguramente debió estar cerca del 18, mis arrestos de adolescente se agregaron a esa cuasimadurez de los 18 años y fui capaz de regalarle, en camino al Galpón de Bellas Artes, un par de muñecos con figura de gamines bogotanos, ella y él, que representaban una implícita declaración de amor. Le confirmé mi solicitud, con un furtivo beso que se implantó en su mejilla. Lo siguiente fue una rápida huída de la damisela y mi confusa interpretación de esa inesperada respuesta. Si bien es cierto que la gamina y el gamín de la historia volvieron al día siguiente en brazos del objeto de mis ansias de adolescente y eso ya prometía, han pasado 36 años del episodio y aunque los dos gamines son hoy tres aventajados hombres, la historia sigue llena de intrigas, sueños y temores.

Por entonces Rodrigo Zuluaga dirigía el Grupo de Teatro Arpón, de la mano de amigos queridos: Jairo Gómez, Jorge Luis Buitrago, María del Rosario Vásquez, Pedro Zapata, Víctor Zuluaga, María Elena Ospina, Sara Ruth Becerra, Orlando Becerra, Martha Inés Soto, Carlos Ricardo Escobar…

Eran años de revuelta, de Pablo Neruda en el Teatro Los Fundadores, de Julia Reyna con Juliana y Luis Fernando creciendo en su abultado vientre, que llevaba a los ensayos en El Galpón. Las noches nos sorprendían en el cafetín, comiendo tostadas con mantequilla y tomando café con leche, mientras tratábamos de entender qué quiso decir el maestro Brecht con eso del Distanciamiento, mientras las manos de los enamorados rompían con esa indeseable característica del teatro brechtiano…

Han pasado los años (más de 30) y tener una foto como la que nos acompaña, significa reunir la vida que ha pasado, los hijos, las julianas, Luis fernandos, Carlos Hugos, Luis Felipes, Juan David, Federicos, Andreses…. Los padres, los Jairos, las Marthas, Carlos Ricardos, Rodrigos (por gracia de la suerte hoy escritor), julias y tantos otros, que han sumado, para hacer que la vida haya pasado a la luz de Soldados, El Invasor, El Graduado y tantos éxitos no de taquilla, pero sí de corazón.

El lanzamiento del libro de cuentos EN LA CUERDA FLOJA, de Rodrigo Zuluaga Gómez, Director del Grupo de Teatro Arpón, convertido después en La Brecha, reunió a algunos de los integrantes de ese Grupo, emblema y motivo del teatro comarcal de esas calendas. El jueves 3 de septiembre, en la Sala Múltiple del Banco de la República de Manizales, entre textos leídos, libros de cuidada edición que rememoran a los personajes de Aranzazu el norteño municipio que escuchó sus primeros llantos y ahora leerá sus primeros cuentos, los antiguos integrantes acompañamos al Director, en la tarea de presentar su obra.


Una lágrima, una sonrisa, todos los corazones y el amor, 36 años después…






3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena nostalgia, querido Cr...

Maria del Rosario dijo...

yo llegué a "La Brecha" tan chiquita como el resto, parece imposible que hayamos sido tan, tan jóvenes, aunque se que por dentro seguimos igualitos
Un beso, Yayo

creo dijo...

Yayo: La ausencia no es olvido y el apresuramiento puede omitir nombres queridos.
Ya estás con Andrés, en donde debes estar en la crónica..

CR