miércoles, 26 de agosto de 2009

SOBRE EL FESTIVAL DE JAZZ DE MANIZALES



Mario Hernán López B.

Desde sus orígenes, el Jazz ha sido estimado como una expresión de libertad, de ruptura, de transgresión; se le ha asociado con la creatividad y la imaginación sin barreras, prueba de eso ha sido su capacidad para circular, renovarse y fusionarse permanentemente. El Jazz está lejos de ser una música adocenada y estática, contrario a lo que ocurre con otras manifestaciones de la cultura y con diversas prácticas sociales profundamente resistentes al cambio o a la transformación.

Luego de la rueda de prensa y de los comunicados de los organizadores del festival en los cuales se anunció la cancelación del festival de Jazz en la versión 2009, resulta necesaria la reacción de las autoridades públicas, del público aficionado y de la ciudadanía. La incredulidad que generó la decisión de los organizadores del evento, y el silencio general sobre el asunto, obliga a recordar que se trata de un festival que ha vinculado a la ciudad con las más importantes expresiones musicales del mundo en la última década. El festival no ha sido sólo una exhibición calificada de las músicas de distintas latitudes, en su esencia debe entenderse como una estrategia para avanzar en los vínculos activos de la ciudad y romper con el aislamiento y la endogamia.

Clausurar o dejar morir el festival de Jazz y músicas del mundo - que se ha realizado en Manizales durante los últimos nueve años - significa romper una conexión de la ciudad con el mundo y claudicar ante una manera de ser y de estar.

Al mismo tiempo que la ciudad avanza en su infraestructura física, mejora la movilidad, amplia el horizonte comercial y reconstruye el paisaje urbano, está dejando a un lado una parte de la actividad artística de alta calidad. El festival de Jazz representa al mismo tiempo una forma de conexión cultural de la ciudad y una forma de ampliación de los horizontes mentales de los ciudadanos. Se espera que una sociedad más sensible a las artes genere personas con mayor capacidad de decidir por si mismas y menos dispuestas al fanatismo, a la rigidez o a la violencia.

Es probable que los organizadores del festival de jazz y música del mundo de Manizales requieran fortalecer su organización interna para acompañar más decididamente los liderazgos que por una década permitieron la realización del evento, siempre reconocido y celebrado por sus altas calidades artísticas; también es necesario que las autoridades públicas definan claramente su compromiso con el festival y fortalezcan los aportes económicos en el marco de una política cultural participativa y coherente; en cualquier caso, lo realmente fundamental para la vida eterna del festival, radica en contar con una ciudadanía capaz de defenderlo como propio.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estas son ahora las alusiones que se hacen sobre Manizales en los medios nacionales, ante la pasividad de sus dirigentes y ciudadanos, es noticia (aunque casi en la sección de chismes de la revista, pero de impacto nacional finalmente), por su retroceso cultural.
Desde hoy circula la revista Cambio y en la sección Secretos, aparece esa capsulita:

¿Qué pasa en Manizales?
El Festival de Jazz de Manizales, que debía realizarse en los próximos días, fue cancelado a pesar de contar con 10 exitosas temporadas anteriores. La razón es la falta de presupuesto y la coincidencia de fecha con el Festival de Teatro, que adelantó su programación. Este año también desaparecieron el festival de poesía, la temporada de piano y el taller de ópera de la Universidad de Caldas, entre otros.

El link directo a la sección secretos es:
http://www.cambio.com.co/secretoscambio/842/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_CAMBIO-5893509.html


PAULO ANDRÉS SÁNCHEZ G.
e-mail: paulosjazz@yahoo.com
e-mail: directorartistico@jazzmanizales.com

Anónimo dijo...

Mario, este año el festival celebraría su edición número once.
Comparto plenamente tu punto de vista.

Carlos Aldana

OSCARO dijo...

A raiz de los ultimos acontecimientos he escrito una columna sobre la cultura en Manizales. "¿Cultura=Cemento?" como Nota de Choque #2.

La primera fue sobre nuestro marginamiento cielo y tierra, lejos de las manos de Dios pero muy cerca de las manos de nuestros gobernantes que nada hacen para que nuestras desgracias se mitiguen al menos, un poco.

Pensé al comienzo en cultura versus cemento pero me pareció que es un antagonismo enojoso y disimil pero tampoco se diga que se ha hecho mucho por la cultura porque vamos a estrenar cable aereo o puentes aereos.

No nos oponemos, desde luego, a las construcciones bellas, a las vias funcionales, a los parques publicos ni al amoblamiento del territorio.

Tampoco estamos de retorno a las cavernas y al trueque tribal. NO, que surjan todas las actividades economicas, los negocios, las propuestas....pero que se le de tambien oportunidad a nuestros espiritus de crecer.

Pero nuestra alma no se hace grande y universal sin los grandes interroganttes de la filosofia y el teatro, sin las manifestaciones de lo poetico que pule de manera delicada nuestros sentimientos, sin la contemplacion silenciosa y caleisdocospica de la musica y la pintura hasta hacernos suaves, sabios y compasivos con lo pequeño, la naturaleza y el entorno, los demas seres humanos y en especial con los menos favorecidos por las oportunidades.

Debemos exigir a los candidatos a cualquier posicion de mando y de direccionamiento de la ciudad una bitacora cultural, un plan de desarrollo cultural, unos proyectos concretos garantizados por el presupuesto.

Paulo Andres, sigamos en la lucha. Te acompañamos en la tristeza y en la rabia. Asistir a la muerte del festival debe ser especialmente doloroso para ti. Mucho ánimo y sigamos adelante todos los trabajadores de la cultura por una ciudad mas abierta a la cultura en todas sus manifestaciones.

Increible pero cierto,
se ha apagado otra estrella en el cielo de LA CIUDAD DE LAS PUERTAS ABIERTAS , abiertas hacia la oscuridad de la noche....

OSCARO.

Felipe César Londoño dijo...

Quisiera imaginar que la "crisis cultural" en Manizales es temporal y que lo que sucede ahora hace parte de una transición que nos hace reaccionar, al igual que a muchas personas de la ciudad. La tarea nos la insinúa Mario Hernán y no hay que bajar la guardia. Lo que esta en juego es la supervivencia de la cultura.
Felipe César L.

Anónimo dijo...

En la prensa del domingo 30 de agosto, aparece la programación de los festivales de Jazz en varias ciudades del pais gracias a la red.

Luego de 10 años no aparece Manizales...

Mario

Carlos Garcia dijo...

en la feria de manizales podras encontrar mas informacion sobre eventos de jazz en la ciudad