viernes, 5 de junio de 2009

Un bug en el Bing

Carlos Ricardo


A raíz de un Diplomado que estoy realizando sobre Educación Virtual, he estado probando herramientas de búsqueda en Internet y todo tipo de software relacionado con el aprendizaje electrónico. Nombres como Slideshare, Skype, E-books, Scirus, Approbo y toda la pléyade de buscadores generales y especializados, así como bases de datos de todos los usos y para todos los usuarios, hacen parte del léxico de quienes se aventuran en eso del E-learning.

Y como al lado de toda su campaña mediática por el lanzamiento de Windows 7, Microsoft presentó el nuevo buscador Bing, como competencia directa al popular Google, a Yahoo y otros rivales de menor monta y montada, pues estaba esperando que apareciera. Las publicaciones especializadas hablaron de él desde hace algún tiempo y la expectativa era mucha, pues destronar a Google parece casi imposible. Y según lo anunciado, la versión Beta de Bing, se activó asincrónicamente en varias regiones del mundo, en el último fin de semana. En Colombia empezó a funcionar el 31 de mayo, aunque se anunció para el 4 de junio.

Y teniéndolo disponible, como el buscador por defecto en el también recién liberado Internet Explorer 8, pues a probarlo. Sencillo, amigable, interfaz atractiva y rápida entrega de resultados de búsqueda.

Lo siguiente fue poner nombres conocidos, incluido el mío: 55 resultados, aunque debo señalar que tengo un homónimo en la fábrica Volkswagen de México y a él hacen referencia algunos resultados de la búsqueda.

Uno de los resultados más sorprendentes aparece en un enlace que dice: Minifaldas bragas descuidadas gratis puchas peludas gratis fotos carlos ricardo escobar: que veinte años no es nada. Fotos de mujeres en minifaldas y tacones. No sé por cuál insondable designio, uno de mis escritos en La Insignia, hoy desaparecida publicación española, es referenciada en medio de los poco erotizantes apelativos anexos…

Y luego probé a buscar imágenes: puse un nombre ya no muy nombrado, pero recordado por muchos y ante todo por muchos. Kim Bassinger, la compañera en 9 semanas y media, de Mickey Rourke. Una rubia despampanante, en medio de una historia de amor.

Y el resultado no se hizo esperar: apareció una cara redonda, con facciones diminutas en todos los sitios, excepto las orejas, sin pelo y con movimientos que se podrían asimilar sin esfuerzo a la Rattus rattus: la repugnante rata de alcantarilla. Allí estaba y me dirigí al único sitio que me sacaría de dudas: wikipedia. Pues no, eran imágenes del Plinio. ¿Y qué hacía allí, entrometido en mi búsqueda?

Yo esperaba a la Bassinger y de allí iría a Youtube para ver y rever la escena del baile tras de la cortina y el final en la terraza, antes de que Rourke le pusiera el abrigo, pero la escena en el resultado desestimulaba cualquier redireccionamiento de la búsqueda.

En procura de explicación, di atrás en las flechas del navegador y encontré el nombre del Plinio en uno de los enlaces que había arrojado una de mis búsquedas.

Se salvó Microsoft de una airada carta que ya estaba preparando, para denunciar el Bug en el Bing, porque no hay derecho a que uno esté buscando llenar sus necesidades básicas y le aparezca una imagen tan poco amigable como resultado: no faltaría que buscando imágenes de Carla Brunni, me arrojara una secuencia de Guevobdulio, el Adelantado de Invercolsa y del Mesías de la Casa de Nari.

2 comentarios:

pollicino dijo...

Hello, I have visited your interesting blog , come and get you advertising on my blog.Put your link in comments,or in followers, on my blog pass visitors from 190 countries.Hallo
http://internapoli-city.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Para acabar de completarla, Laloca en Delicious, (una red social de de sitios en internet, muy util y recomendable) posee unas pocas referencia a la La loca de la casa infortunadamente con las etiquetas Sexo, Erotismo, Pornografia y ahora mas recientmente, poesia. Siempre es que de las "Cronicas de Borrachos" no quedo nada bueno...

Para consuelo,AUV no le va mejor, las etiquetas son solo problemas, nada de grandeza. En fin, a goza!

German A. Guzman

(http://delicious.com/)