domingo, 7 de junio de 2009

LA TAPA DE LA OLLA




Paulo Andrés Sánchez Gil*

Manizales no tiene la culpa de la mala educación de sus gobernantes.
Afortunadamente en casa había libros y música a partir de lo cual construí muchos de mis referentes culturales. Aclaro, no enciclopedias, ni grandes obras maestras, solamente leí, me eduqué.

Mis padres me enseñaron el valor de la educación y no tengo que ser un ilustre intelectual para entender que, una ciudad pequeña con acervo cultural, tiene que hacer todo lo que esté dentro y fuera del alcance por conservar una orquesta sinfónica, y más que eso, el proceso que se desata con la vigencia de una orquesta sinfónica, de base juvenil.

Matar un patrimonio cultural tácito, es equivalente a lesionar los intereses colectivos de una comunidad. Pero frente a eso, no se hace nunca nada porque no fuimos tan educados como para manifestar los desacuerdos de manera enérgica en la vía pública, ni para hacer reclamos airados en los medios de comunicación, que además por condescendencia con los responsables de la debacle cultural, se encargan de rodear de silencio este tipo de atrocidades.

De nuevo hay que hacer eco de la pérdida de capacidad de sorpresa ante estos hechos. Cuantos muertos causó este entierro de la orquesta??, ahh!, ninguno?, entonces no hay problema. Cuando podremos construir indicadores de victimización cultural?. Seguramente los sociólogos radicales y psicólogos reprimidos dirán que es una falta de respeto plantear semejante desproporción. Pero yo les digo que desproporcionada es la ecuación que nos obligaron a ponderar nuestros mediocres gobernantes, cuando enarbolaron las banderas de la desigualdad y la certeza de que una ciudad y un país que piense en sus ciudadanos será siempre una utopía, a pesar de que estaba en sus manos la reparación histórica de esta ya impagable deuda social.

Las sociedades no se construyen desde su comercio, ni desde su industria, ni desde su política. Las sociedades se construyen desde sus ciudadanos y se sostienen desde la comprensión, respeto y visibilización de su cultura. Con modestia nuestros actuales gobernantes y los de las últimas cuatro administraciones municipales y las últimas dos departamentales, se declaraban aún ignorantes en el tema cultural, al tiempo que declaraban solidaridad con el sector y reversión de la intemperante dinámica vigente. Pero la modestia es la hipocresía de los imbéciles y eso no es tomado en cuenta nunca, y al final resultan exonerados del déficit social, porque actúan siempre con el eficaz tapabocas de las vistosas obras de infraestructura.

Ahora lo entiendo, Cardona, Ramírez, Rivas, Llano, Echeverri, Aristizábal querían bulevares, calles y puentes para que tuvieran espacios de circulación la abulia, la pobreza con sus grandes sacos y la incultura rampante. Y lo están consiguiendo, por sus “grandes obras” solo pasan los niños tristes, los gestores agobiados y los ciudadanos idiotizados, desempleados y con hambre.

Al maestro Nelson Monroy Rendón, la gratitud de un departamento que lo disfrutó, aunque al final el balance parezca de mansalva aprovechada, que no se compadece con la entrega de este bogotano que defendió la cultura de Manizales con más ahínco que la mayoría de los manizaleños.

A los integrantes de la orquesta, la admiración por su denuedo artístico, mal recompensado y que seguirá aguardando con sus instrumentos desenfundados y sus bolsillos vacios, pero ahora con las manos dentro de ellos, para poblar de música a Manizales, cuando otros tiempos corran. Y como la vocación es grande y real, pensemos por ahora que los desafinados siempre han sido y serán aquellos que no entienden que la música es vida y que con la clausura de la orquesta sinfónica hacen de Manizales y Caldas líderes en muertes de espíritu que es lo que más puebla de desolación los pueblos fantasma.

*Gestor cultural, director del Festival de Jazz y Música del Mundo de Manizales

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Politicos, catolicos y asombrosamente materialistas. Muy triste.

Anónimo dijo...

Cuando pasaremos de la limosna pública a las politicas para las artes y la cultura...

Anónimo dijo...

Fragmentos del concierto final:

http://www.youtube.com/watch?v=JHnu9rWwKTY&eurl=http://www.facebook.com/home.php%3F&feature=player_embedded

Neutral dijo...

Hola, la foto que has puesto con una cruz roja encima es la orquesta sinfónica de tenerife, de donde soy yo.
Es una de las mejores de España.
buscando fotos en google me he encontrado este blog y la verdad que ya veo que la cultura tiene problemas en todos lados del mundo. Aquí los políticos están intentando destruir nuestra orquesta desviando el dinero que le pertenece hacia sus propios proyectos entre amigos.. A robar que hay crisis!!! son unos sinverguenzas!
Ánimo a todos los que son músicos, y a los aficionados. Tenemos que luchar por defender la cultura!