domingo, 17 de mayo de 2009

Mario Benedetti



Nuestro adiós al Maestro

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como que uno se va cayendo a pedacitos...