miércoles, 22 de abril de 2009

DESPERTAR EN PARIS.





OSCAR ROBLEDO HOYOS *
Oh París, bon ami de mon coeur. (Violeta Parra)


La bruma tenue
Como un despertarse tibio de la leche materna
En un cuasi amanecer del mundo
Cuando los dioses ebrios de su gesta,
Dejando a un lado el barro,
El grito y el clímax de la fiesta
Empiezan su retorno
Por los senderos frescos de su creación.

Con los ojos abotagados, idos,
El frío de la calle
Te hace sentir nuevo,
Sin cansancio:
Avenue Carnot, Paris,
Para mas señas
Y estrenando pasos
Después del cataclismo de la partida.

Paris, corazón del mundo,
Que tienes el gusto de la iniciativa histórica
Y la locura del placer lascivo
Donde pan, libro y mujer
Danzan veinticuatro horas sin descanso,
Para que dances tu vida
Al son profundo de su corazón tambor.

Los dioses y los hombres
En abrazo cósmico, dando tumbos,
Se hacen guiños entre las cosas y las calles viejas.

Un león te asusta echado
Con sus rugidos líquidos en Denfer Rochereau,
Un cañón mohoso te espera escondido
Con su bocaza negra
En Saint Paul Le Marais,
Venus se te desnuda en el Louvre
Mientras La Marsellesa desenvaina la espada
Y mil estampidos y mil confundidos ruidos
Te llevan a Waterloo.

Grandeza roja a la del Emperados en los Invalidos,
Vaga sonrisa de La Gioconda
Sobre los muros de lo inmortal,
Fastos y luchas de La Gironde
Con los cuernos de La Pompadour.

Roncesvalles,
Versalles,
Amor.

Con vino rojo y de brazo
De Baco, Ceres y Venus
Nos encontramos entre las piernas de señorita Eiffel.

Paris, corazón del mundo.
Ebrios y con racimos
De rojas uvas del moscatel
En una búsqueda frenética de la loca felicidad.

Vamos dándonos golpes,
Caemos entre sacos de viejas calles de la ciudad
En la esencia misma de La Fontaine.

Rue Mouffetard, Estrapade y Contrescarpe.


*1970

1 comentario:

Martín Franco dijo...

Sólo faltó un versito, que humildemente sugiero: París, ¡Oh gran cliché!