lunes, 9 de febrero de 2009

CARTA A GONZALO DUQUE ESCOBAR



SICHUAN, UNA METAFORA DE UN MUNDO EN EXTINCIÓN
OSCAR ROBLEDO HOYOS *



“El balance de 80.000 muertos del sismo ocurrido en la provincia de Sichuan el 12 de mayo de 2008 en el suroeste China” Gonzalo Duque Escobar, Articulo, “Preocupa relación entre presa y terremoto”.

Gonzalo,

Me tocaste el corazón con tu resonancia de lo que sucede en la China.

Muy grave los acontecimientos de Sichuan en la China continental. Nuevamente el hombre rebasa con sus actividades la capacidad misma de la naturaleza y en muchas del planeta. Véase el cambio climático y el acaloramiento que vamos alcanzando con temperaturas ahora en Australia de 48 grados. Arde la tierra e hierve la sangre en las venas de los humanos locos de economías ad hoc para un puñado de "privilegiados", que andan en la puja de todos los récords contra la razón, los sistemas y el medio ambiente para echarse a los bolsillos un “margencito” mayor de ganancia, contra todos. Finalmente todos somos perdedores pero el Kapitalismo Salvaje funciona artificialmente sin amarras, por el contrario,– adorado- y colocado como paradigma de lo imitable y lo deseable.

En otros campos prolifera la pobreza y se extiende la marginalidad por no decir la miseria de vastos sectores demográficos. Comunidades enteras se ven compelidas a salir de sus patrias por física necesidad de todo sistema vivo, el muy elemental de sobrevivir con sus proles pero igualmente obligadas a permanecer en sus territorios ancestrales para que no suban los salarios en los epicentros de la producción capitalista y se sostengan los indicadores de productividad en las grandes ciudades del sistema. De no hacerlo, seria el colapso. De allí los brotes y rebrotes de xenofobia en Paris, Barcelona o Londres.

La presa de Sichuan es una metáfora anticipada de un desastre planetario de acuerdo a geólogos, científicos sociales y nobeles de economía y letras como Saramago, Jeffrey Sachs y otros tantos desquiciados que predican el cambio de mentalidad y la restauración de valores que den sostenibilidad a la vida en el planeta de tal forma que se ofrezca la garantía a nuestros hijos y nietos de bellos atardeceres sin aquellas máscaras antigases, fantasmagóricas, de la primera guerra mundial, que parecían zombis extraterrestres caminando en las trincheras pero pronto en las calles de New York y Bogotá.

Acabo de leer un bello artículo en la prensa peruana que tiene este temeroso titulo: “Piratas del siglo XXI ” (los banqueros) por Alberto Adrianzén y otro, " El Muro de la Indiferencia" de Guillermo Giacosa que dice textualmente: " Mientras datos recientes y creíbles provenientes de Europa revelan que la gesta democratizadora de EEUU en Irak ha dejado 5 millones de huérfanos, más de un millón de viudas y 4.5 millones de desplazados, otra tragedia, menos visible pero más persistente y seguramente destinada a prolongarse en el tiempo, se desarrolla ante la indiferencia de los organismos internacionales y cierta pereza de la prensa para mostrarla con toda la crudeza que exige el absurdo que la engendra y el dolor humano que provoca. Nos referimos a los inmigrantes que intentan ingresar en la cada vez más blindada fortaleza del mundo desarrollado". Amén de éste otro – y ya final, para no insistir en demasía - como para que nos cercioremos que la cosa va en serio, " El mundo conducido por los Reagan o los Bush ya no es viable y nunca lo fue aunque antes lo pareciera. Las pruebas de sus experimentos están a la vista: aumento en la concentración de la riqueza, agravamiento de los cambios climáticos (que conducen a la destrucción del planeta), descomposición social y, como era de esperarse, estallido del conjunto de engaños que constituía el nuevo orden económico y que ha terminado por tragarse a muchos de los que lo impulsaron. Es lógico que la primera reacción sea negar la realidad y tratar de rescatar de su hundimiento a quienes medraron con ella, como ha ocurrido con las ayudas a bancos, financieras y aseguradoras. Pero también es lógico que dichos rescates terminen en una vía muerta como ha acontecido hasta el presente. La última reunión de Davos, que debió suspenderse por duelo, concluyó con recomendaciones banales. Pocos líderes políticos asistieron a ella pues sabían que sus mentiras o sus fantasías ya no eran creíbles. El futuro, que hasta hace poco se parecía a un final de cine hollywoodense, es hoy un inmenso interrogante en el cual el egoísmo parece haberse devorado el impulso social de nuestra especie" (Art, “Se acerca la crisis de la esperanza”, el mismo autor)

Óscar robledo hoyos.
Manizales, Febrero 09 de 2009
*Sociólogo.

No hay comentarios.: