martes, 27 de mayo de 2008

LAS MUERTES DE TIROFIJO




Mario Hernán López

El difunto Arturo Alape – según cuentan, viejo militante de las FARC, artista, historiador, narrador y reconocido intelectual -, escribió hace muchos años un par de libros sobre las muertes y las vidas de Tirofijo. Desde la fundación de esa guerrilla en 1964, fueron innumerables las versiones infundadas de la muerte de Manuel Marulanda. Sobre este material trabajó Alape en esos dos libros cargados de anécdotas e historias de guerrillas. La prensa nacional informó mil veces acerca de la muerte del comandante en distintos combates en la región de la Macarena, su presunto asesinato por parte de la misma guerrilla y hasta una dolorosa muerte, el año pasado, producto de un cáncer de próstata. Como se sabe, un infarto lo mató el pasado 26 de marzo a los 78 años de guerra prolongada.
Con Marulanda se muere el último representante de la guerra fría en Colombia, de la violencia partidista y de una visión social y política centrada en la reivindicación de una vida campesina pervertida en los últimos años por los cultivos comerciales de coca, el gramaje, el narcotráfico y la derrota auto infligida del proyecto político. Si su vida sirvió para la guerra, para el secuestro y el derramamiento de sangre en nombre de una nueva sociedad, ojalá su muerte sea útil para negociar la paz y desterrar, por innecesaria y devastadora, una seguridad democrática que se traga treinta y cinco mil millones de pesos al día.
Tengo en la memoria que en línea final de "Las Muertes de Tirofijo", Arturo Alape le preguntó a Manuel Marulanda su deseo para el futuro de Colombia: " Que haiga paz" le respondió el finao.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todas y todos los de la loca (de la casa):

Me ha gustado el texto ponderado de Alfredo y por eso me animé a tertuliar,
siguiendo la provocación de Mario.

La muerte de Tirofijo irónicamente se produjo por causas naturales, cuando
lo natural del guerrero sería morir en combate, lo cual demuestra lo
atípìca que es la guerra de Colombia. Tirofijo es un icono venido a menos
por aquello de que las luchas prolongadas se corrompen, por lo que serían
los efectos no deseados (aquí rrecuerdo a Weber y su jaula de hierro).

Tirofijo desde hace mucho tiempo había dejado el vacío del guerrillero
legendario que defendió los campesinos de las luchas agrarias y liberales
de la llamada violencia de Colombia y particularmente del Tolima. No
conforme con ese vacío, también le dejó la silla vacía a Pastrana y
ahora les dejó el vacío a los militares que siempre lo quisieron capturar
o dar de baja.

Viejo zorro, él sabía que a la muerte no se le esconde nadie y pudo hacer
una elección: no se quiso morir de plomonía.

La historia le hará su juicio, por demás severo. Se quedarán impunes los
que desataron el leviatán y tal vez más triste aún los que desaten los
otros leviatanes de la guerra.

Por ahora, un respiro y una esperanza:que se acabe una guerra para enfrentar
las otras, como el narcotráfico, la miseria, las pandillas urbanas que tan
de agache se le están pasando a la seguridad democrática.

Samuel López C.

Anónimo dijo...

Tambien con la Muerte de Manuel Marulanda, EL PAIS recuerda que el fuè producto de lla intolerancia y atraso de sus clases dirigentes. Su paso por esdte valle de lágirmas colombiano demarca el atraso de un pais que nunca hizo a tiempo los cambios para pasar de un pais bárbaro feudal a unas condiciones mónimas de modernidad como fué el haber hecho una reforma agraria para transformar efectivamente su paso de haciendas a emporos agrícolas productivos y empresas e industrias sustentadas en nuestra mayor forttaleza como pais: La fuerza de sus recursos naturales. Ahora que están de moda los arribisdmos intelectualoides pasamos a una nación posindistrial con mentaslidad bárbara feudal.

Javier H.

Anónimo dijo...

"Morir es una costumbre que sabe tener la gente"...decia por ahì, en algùn momento, algùn poeta.

La muerte de Pedro Antonio Marin, el mìtico personaje que tomara el nombre de un sindicalista para usar como alias y a quien no gustaba que se refirieran a èl como Tirofijo, se encontrò con la parca. la ineluctable parca que acoge en su seno a todos sin distingo alguno.

Mario retoma en su alusión el texto de Alape cuando èste le pregunto la finao que queria para Colombia y el finao respondió "que haiga paz". Invita Mario con su texto a mirar la historia y claro, hay muchos hechos que explican que el fenòmeno de Pedro Antonio Marin haya emergido, al fin y al cabo uno puede decir que es hijo de esas guerrillas liberales que no fueron incluidas por las elites liberales y conservadoras que firmaron la paz que dio por superada la violencia partidista.. eso es cierto y hay muchos elementos que pueden explicar historicamente el fenòmeno aunque nada justifique los horrorosos procedmientos en que terminò una guerrilla que como dicen por ahì, hoy por hoy, tienen màs futuro como banda de narcotraficante que de guerrilla.

Igual nostalgia puede generarle a algunos la entrevista que le hicieran al tambien finao Carlos Castaño, cuando afirmó que de haber sabido que vengar la muerte de su padre lo iba a llevar a tan compleja situación de paramiltar y de lider de un grupo contrainsurgente que justificaba todo tipo de acciones, seguramnete no se hubiera iniciado en esa venganza...a la postre comparado con sus hermanos, algunos reconocen en Carlos Castaño cierto heroismo y una veta de humanidad que pudo haberle significado la vida, por una venganza que hace pensar en Caìn y Abel. El fenòmeno CAstaño, tambièn tiene su explicación histórica aunque igualemnte no hay justificaicón para sus formas de proceder...

Si es por explicación històrica y no por justificaciones. ...podemos acoger en el hall de la fama a Pedro Antonio Marin, a Carlos CAstaño, a Pablo Escobar que era un buen hijo segùn el decir de su madre...lo que pasa es que sus celebridades son celebridades triste, infeliz, porque sus vidas tuvieron el sino tràgico de tener que haber hecho infelices a muchos, vìctimas de sus injusticias a muchos, apra que sus egos, sus vanidades y sus confusiones mentales y procedimentales hayn tenido su despliegue existencial. ..

En todo caso, ante la parca...no valieron sus millones, sus veleidades, sus audacias...la Parca es un gran y radical igualador de seres humanos...la parca si que sabe de comunismo...

Alfredo

Anónimo dijo...

Todo parece indicar que los guerrilleros se mueren de viejos de Colombia porque el ejercito ni por las buenas ni por las malas. Con las cuentas de Mario son mal contados a la fecha de hoy 44 mil millones de dólares usados en Seguridad Democrática. Si, leyó bien: 44 miles de millones de dólares y aun si fuera la tercera o cuarta parte, sigue siendo mucho dinero despilfarrado.
Habrá que sumarle 4 millones de desplazados, 4000 sindicalistas asesinados desde el 2002, 90% por ciento de la cocaína que recibe EU que sigue proviniendo de Colombia (¿quien se estará quedando con ese billetico?), estructuras paramilitares en 23 departamentos de Colombia, más de 8.000 paramilitares que siguen activos en el país, docenas de amigos y/o familiares del presidente encarcelados, 11.292 crímenes políticos o desapariciones en el período 2002-2006, 17.206 muertes violentas en el 2006 (no me han llegado datos del 2007 todavía) y Ricardo Palmera, o sea las FARC, que no les pudieron probar cargos por narcotráfico.
Todo ello si afecta negativamente la vida de todos los colombianos.

Alguien dirá que todo no es malo y claro sacaran a relucir, tres computadores, un muerto, asedio radioelectrico, mandos medios, extradiciones y bla-bla. Todo aupado por toneladas de prensa-radio-TV, cientos de millones en asesores de imagen y lobistas por doquier.
Tales resultados, en cambio, no afectan materialmente la vida del grueso de los colombianos.

Todo depende de las aspiraciones de los pueblos, pero esos productos no me parecen ni siquiera aceptables. Ensombrece si, que conociendo a la gente, yo apuesto a que lo reeligen. En fin, que haiga paz. Saludo, German.

Anónimo dijo...

Sospecho que la guerra como negocio, como empresa que genera empleo en el ejército, en los infiltrados, en la tecnología y otros, ya va a entrar en crisis.

Puedo intuir que, los dineros del Plan Colombia para la guerra cojerán otros rumbos... Ya son muchos los encarcelados, los despachados al exterior, los fallecidos que estaban afectando no sólo la economía, sino también los valores.

Qué sigue entonces con nosotros los ciudadanos en esta Colombia que muestra signos de abandono y desgaste con el conflicto?

Mónica

luz patricia henao dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

No entiendo los motivos para eliminar el comentario anterior

Anónimo dijo...

No entiendo los motivos para eliminar el comentario anterior

luz patricia henao dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.