miércoles, 7 de mayo de 2008

Fotografía por Rodrigo Restrepo


Sevicio de Aprovisionamiento de Accidentes. Chinchiná. Caldas

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Bien por esa Rodrigo!

Anónimo dijo...

Por fin una entrada buena en este blog. Y sin escribir más que dos líneas.

Anónimo dijo...

Rodri bacana la foto

Anónimo dijo...

¿Dónde va la foto?. Aquí les anexo lo publicado en el Blog de Caracol Radio:
Rodrigo


May. 08 2008 | Blog de Gustavo Gómez Caracol Radio

El colmo: venden licores en una estación de gasolina

Rodrigo Restrepo, oyente de Caracol radio, se sorprendió cuando descubrió que en una estación de gasolina Terpel, en Chinchiná (Caldas), en la isla donde se tanquean los vehículos, se venden productos de la Industria Licorera de Caldas. Tomó una foto que publicamos con su autorización.

Caracol Radio obtuvo respuesta oficial de Terpel (que transcribimos a continuación) y aún esperamos respuesta formal de la licorera, de parte de Gustavo Enrique Acosta, jefe de la oficina asesora de prensa, y de Álvaro Montoya, gerente administrativo de la Industria Licorera de Caldas.

ORGANIZACIÓN TERPEL
Posición corporativa

De acuerdo con la legislación vigente de algunas ciudades como Bogotá, está prohibida la venta de licor en las islas de las estaciones de servicio. La Organización Terpel respalda, promueve y cumple esta normatividad.

No obstante, el caso reportado por el oyente de Caracol Radio sucedió en una estación de servicio rural cuyo municipio no ha desarrollado regulación alguna en esta materia, razón por la cual la compañía no cuenta con legislación que respalde una acción legal para evitar tal situación. Aún así, Terpel está realizando contactos con el propietario de la estación con el fin de alinearlo a esta iniciativa de responsabilidad con los clientes y la comunidad en general.

Queremos reiterar nuestro compromiso como Organización con la seguridad y la salud de nuestros clientes. Por eso, Terpel comparte y es respetuosa de las campañas adelantadas por diferentes organismos y autoridades, que buscan promover la seguridad vial, invitando a los ciudadanos a no conducir en estado de embriaguez y se une a estas iniciativas.

Ángela María Riaño S.
Gerente de Comunicaciones
Organización Terpel S. A.

Pablo R. Arango dijo...

Sinceramente, no veo cuál es el problema. ¿Acaso no son los conductores de carro adultos hechos y derechos? Esta crítica se me parece a esa otra según la cual los medios de comunicación 'manipulan' la opinión. Estrictamente, la opinión no es manipulable. Al fin y al cabo, uno siempre tiene la opción de apagar el televisor, cerrar el periódico o buscar otras fuentes de información, si es que está tan interesado. Lo que debería hacerse, más bien, es aumentar las penas para quienes conduzcan borrachos. Me suena bastante uribista la nota, paternalista: "mis muchachos, les voy a quitar las tentaciones de las bombas de gasolina, pa' que no vayan a poner en riesgo sus huesitos". Después de todo, uno también se puede trabar con gasolina.

Anónimo dijo...

La responsabilidad social de los agentes productivos se exteiende mas alla de las prerrogativas exclusivas del individuo. No por otra cosa, la accion criminal de las tabacaleras gringas les llevo a pagar enormes sumas a las victimas del cigarrillo. Asi pensamos, asi nos va. En Colombia la justicia es coja y ciega. No hay suficiente jurisprudencia ni doctrina y los garajes graduan jurisconsultos como quien saca botellas de aguardiente a la carretera.