martes, 8 de abril de 2008

Cambiar al cóndor

Por Carlos Ricardo




La noticia pasó sin mayores desarrollos, un grupo de Representantes del Congreso de Colombia presentó la que sin duda sería la iniciativa del año: cambiar al cóndor que bate sus alas en el Escudo de Colombia. El principal argumento es que se trata de un ave en extinción…..
Imagino que el Ministerio del Medio Ambiente con su Cyranesco Ministro, ya se pronunció y admitió que pese a los esfuerzos denodados de las multinacionales, de la Oxy, de las explotaciones mineras a gran escala, de los cultivos de palma africana, de las madereras, de los aserríos tumbando selva, de los narcos tumbando selva, de los ganaderos tumbando selva y de todos los depredadores de las selvas, los ríos, la fauna y la flora y de los hombres y mujeres colombianos, quedan algunos cóndores gracias al esfuerzo de quijotes que tratan de hacerlos pervivir en el territorio patrio.

También han puesto en su propuesta como blanco, la existencia del Istmo de Panamá, que desde 1903 por graciosa donación del Presidente Marroquín, sólo pertenece a Colombia en el dibujito del escudo.
Otras de las víctimas de la remodelación heráldica, son las cornucopias, esos curiosos aditamentos que Zeus regaló a su nana Amaltea en agradecimiento por haberlo amamantado con la leche de la cabra que donó el cuernito. Por gajes de la mitología griega y de los prosistas y versistas, el cuerno de marras pasó a representarse lleno de riquezas y así entró en la heráldica criolla.

Por último, otro blanco en ciernes es el Gorro Frigio, un ornamento que desde la lejana Turquía fue transplantado al escudo colombiano, como símbolo que fue de hombres libres durante la Revolución Francesa.

No faltaba más: de inmediato Julito Sánchez, la Gurisati y aledaños retomaron la propuesta como Tema del Día. Y se oyeron las voces de todos los tonos. Algunos simplemente se mofaban de lo actuado. Otros proponían con sincero patriotismo, que se pusiera al colibrí, o al Lagarto (alguien dijo que aunque fuera el saurio más reconocido, debía antes hacer curso con José Gabriel…).

Pero ayer, el diario local de Manizales publicó una noticia que no me hace dudar de proponer un animal para el escudo: en la Plaza de Mercado, a plena luz del día un ladrón intentó asaltar a un transeúnte. Éste, como es lógico corrió huyendo del ladrón y en su carrera cruzó la vía sin ver a un bus que avanzaba. El bus lo trituró y murió instantáneamente. ¿Y el ladrón? Pues nada: aprovechó la muerte para sacar del pantalón del cadáver la billetera y huir del sitio.

Por historias como esa, por actuaciones de senadores, representantes, políticos y otras yerbas, propongo a la rata de alcantarilla para que corone y adorne ese que será, pieza maestra de la heráldica mundial.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Vale. Ya Tenemos un nido de Ratas en el Congreso, y en sus vecindades.
Rodrigo

Anónimo dijo...

Vale. Ya Tenemos un nido de Ratas en el Congreso, y en sus vecindades.
Rodrigo

Anónimo dijo...

Que tal algo trafuga y veloz como un avion, o por ejemplo... el correcaminos o por que no un perro.

Sin duda inutil pero divierte. German

Anónimo dijo...

Puedo sugerir algunos otros: una culebra, dos lagartos, tres micos, cuatro loras, cinco ratas...

El asunto del bus y el robo de la billetera al cadáver dan para un cuento completo.

Buen tema.

Mario

Anónimo dijo...

Se me ocurre que el escudo puede contener, rejas, grillos, cadenas y palmas, porque veo que es mucha la gente que está guardada entre las rejas,y otros tantos que tendrán que guardar, otros entre cadenas, y a lo mejor, si charlamos con algún "sospechoso" o salimos en fotografías, nos encadenan.

Mónica

Maniaczeppelin dijo...

Yo pensaria proponer las iguanas pero su naturaleza no guarda relacion con dicha asamblea, asi que seria una rata o un lobo con piel de oveja