lunes, 17 de marzo de 2008

El poder de una mano a tiempo

Por Carlos Ricardo



“Decisiones (cada día), alguien pierde, alguien gana (ave maría)

Decisiones (todo cuesta), salgan y hagan sus apuestas ave maría"




Ni modo: todos se han sentido motivados para expresar su opinión y algunos, para dirigir los trémulos pasos de “Rojas” el desertor de las FARC que apareció con la prueba: la mano de “Iván Ríos”.
El Fiscal General Mario Iguarán ha dejado salir su locuacidad y en los programas de radio ha vertido sus conceptos muy sesudos, hablando del “Miedo Invencible” como recurso para que “Rojas” esgrima en su audiencia. Ha hecho un pormenorizado análisis, contemplando pros y contras de cada opción que pudiera esgrimir la defensa… Imagino a los defensores de oficio de “Rojas” tomando atenta nota de las útiles declaraciones del Fiscal: $5.000 millones de peso en juego, tienen peso…
El lío sería simpático, si no mediara un precedente que es harto preocupante. ¿ es la Ley del viejo oeste de USA? ¿El Estado colombiano está propiciando el concepto que primaba en las épocas de Jesse James?
Se han trenzado muchas discusiones sobre el tema y aún no aparece luz verde: ¿Cómo cumplirle al reinsertado a quien todo parece indicar, arreglos con el Ejército le aseguraban la jugosa recompensa ( lo dijo en una entrevista Valencia Cosio…)
En su estudiada simpleza, el reinsertado dijo algo claro cuando se le interrogó sobre la recompensa: “Si se prometió, se cumple”.
El dilema es claro para el gobierno: si no se entrega el dinero, se daría un pésimo mensaje a quienes desde las filas de la insurgencia pretenden recibir más recompensas, pero si se entrega, se estaría avalando el “vivo o muerto” del viejo oeste…


Como en la canción de Rubén Blades, decisiones….

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como ahora, en este gobierno, se ha llegado a la época que en la posteridad se conocerá como el «Período de la Iluminación«, surge con el Fiscal General de la Nación, en el caso de Rojas, otra doctrina para engrosar aquella Doctrina de José Obdulio Gaviria acerca de la Seguridad Democrárica; como es la aseverada por el fiscal en los medios mediante la cual no permitirá ni siquiera un juzgamiento por homicidio o asesinato a este sujeto,pues mató a su jefe y a la amante de este en estado de indefensión, bajo la premisa de que en las FARC siempre se ha demostrado que «La vida no vale nada». ¡Que tal pués!.

Rodrigo

Anónimo dijo...

¿Dónde quedan los valores supremos como la vida y la libertad? ¿Dónde queda el papel del estado y su diferencia con las fuerzas que lo enfrentan?