sábado, 22 de marzo de 2008

El grito






Colombia como escenario donde tiene lugar el drama de la tragedia, la agonía de la libertad, el temor y la alineación, una atmósfera de confusión en los valores, visiones múltiples frente a la vida hacen del hombre dar este “grito de miedo”…


Mónica L. Vélez H.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La ilustracion es perfecta. Usando palabras es algo asi como:

"Siempre sabes odiar mejor tu propio país que otros. Así que cuando los antiamericanos empiezan con sus cuentos, me gusta mandarles callar. Odian mi país de forma estúpida, nosotros sabemos odiarlo de una manera más inteligente. Tu propio país te puede volver loco, como tu familia, como tu mujer, pero? lo quieres y lo odias al tiempo."


en http://www.elpais.com/articulo/portada/pantallas/nos/han/derrotado/elpepusoceps/20080323elpepspor_6/Tes

German.

Anónimo dijo...

Excusen insisto y doy la direccion de nuevo:

http://www.elpais.com/articulo/portada/pantallas/nos/han/derrotado/elpepusoceps/20080323elpepspor_6/Tes

Anónimo dijo...

No es un pronblema de desencanto, no es unproblema de desconociminto, es un problema de realidad, pero estoy segura que, no es un problema político, si es un probelma de afección...independiente de valores omo la maldad y la bondad...repito: un problema de afección.
Mónica