viernes, 25 de enero de 2008

UN NUEVO ESTRATO PARA LAS CARCELES





Es una inquietud que se me está convirtiendo en obsesión: Si se desarticulan Las FARC y los demás movimientos al margen de la “ley” (palabra sospechosa para mi) y su ejército ejerce el derecho a una calidad de vida, qué pasaría con los integrantes camuflados que desempeñan un rol en la administración del pueblo colombiano? Podríamos suponer que empieza un estado de lo atroz acompañado de la desesperación de la población civil, también podríamos sospechar que Colombia va a quedar vacía de gobernantes.

Si poco a poco, se han develado las relaciones de los representantes del gobierno con las autodefensas, guerrilleros (FARCS, ENL y demás movimientos al margen) y que se tienen ya procesados y guardados en las cárceles colombianas, -por ahora- que será entonces, cuando cada uno de los guerrilleros que pretenda mejorar su vida empiece a hablar, a dar testimonios, nombres, videos, grabaciones entre otras como ya lo estamos percibiendo?

Nos hablan de terroristas, pero quiénes son realmente? Encontramos generales, fiscales, magistrados, senadores, directores del Das, congresistas, sacerdotes, policías, que hacen terrorismo desde la normatividad del amparo de la Ley y el dominio del poder. Asesinatos de los grandes líderes y defensores convenidos entre los representantes, la guerrilla y las autodefensas, apropiación de votos, proyectos fantasmas, simulacro de licitaciones, enriquecimientos ilícitos, narcotráfico, mejor dicho, trampas y mentiras por todo lado.

Y qué pensar de la Iglesia con la libido alborotada, con espíritus antirreligiosos, proclives a entregarse a las dimensiones de un placer macabro, un camino cargado de tentaciones, orgasmos en el sufrimiento que arrebatan la existencia de quien los hizo pecar. Aclaro, no los juzgo como hombres, los juzgo por la incapacidad de asumir un compromiso de esos que llaman votos, velar por la humanidad, orientaciones “espirituales” amparados en la Iglesia así como los representantes, también escudados en el gobierno para delinquir. Definitivamente, son iguales.

Hablemos ahora de la policía, hacen cumplir la ley bajo el signo pesos, si no llevas las luces encendidas en la carretera, es un delito, pero éste deja de serlo por $100.000.oo, definitivamente los detesto, los aborrezco.

La guerrilla con su capacidad de producir tormento, tortura, sufrimiento como medios convincentes para sus logros, se suman a todo este concepto de terrorismo, cuyas fuentes de inspiración están ligadas al desastre y desestabilización de un pueblo jugando un papel carente ya de ideología e irrisorio, solo son instrumentos de una obsesión por parte del presidente Chávez para reconstruir a la Gran Colombia.

Estoy fascinada con la morbosidad de los medios que nos muestran permanentemente a cuántos detuvieron, qué clase de gente y de cultura, y, es ahí donde me doy cuenta de la necesidad de un nuevo status para las cárceles, ya son de estrato 6. Considero que tanto Uribe como la Iglesia van a tener que abrir convocatorias para los muchos cargos que van a quedar desiertos. Sin embargo, se genera un nuevo problema para el pueblo, sin duda alguna a nosotros nos tocará por medio de nuevos impuestos construir más cárceles para este nuevo estrato, e intuyo que son muchos los que faltan por detener, y probablemente, se van a acoger a pena anticipada, van a tejer pulseras y rebajar la pena. Qué horror, pronto estarán libres y los colombianos olvidamos.

Una vez elaboré una reflexión sobre Colombia Llora, ya no es Colombia, somos los civiles con gritos desoladores que no tienen ya casi nada de humano. Es una pelea dura a la que estamos sometidos y no nos podemos quedar contemplando este panorama y el que se nos está viniendo con Chávez tan íntimamente relacionado en los intereses del terrorismo. Bien lo había sospechado, esos gestos humanitarios tienen su mico.

Hay que escuchar y sentir las invitaciones que Rodrigo Restrepo nos hace permanentemente. NO A TODO LO QUE IMPLIQUE TERRORISMO, desde ninguna fuente, porque, definitivamente, no son solo las FARCS los terroristas.

Mónica L. Vélez H.

10 comentarios:

El encubierto dijo...

¿FARCS? ¿ENL? Disculpen la ignorancia, pero... ¿son nuevos grupos?

Más encubierto aun dijo...

No es FARCS sino "LA FAR", como dice Uribe.

Anónimo dijo...

Que curioso, por ahora solo me preocupa, con quien? El enemigo del ejercito no son las FARC, el verdadero peligro es que se enguaquen, por que ahi mismo botan la escopeta y se vuelan con la plata. A punto de Ritos, Almirantes y Pauselinos no se va a ganar ninguna guerra. En Colombia todos los ejercitos tienen que ver con narcotrafico puro y duro.

Anónimo dijo...

El narcotráfico es el que determina todo, la economía domina al pueblo. en otra palabras, la economia define cualquier situación, sea guerrilla, narco, gobierno como lo expresa y dema´s?

Anónimo dijo...

Señor encubierto, no es que sean nuevos grupos, simplemente, lo escribí mal y le agradezco la corrección formal.

Mónica

Anónimo dijo...

yo diría que la carcel referida es toda Colombia, donde por supuesto hay muchos inocentes. Debería mencionarse los defensores de tales "señores": los exfiscales, exdirectores del CTI, que los "capturaron" cuando eran defensores de la patria, o de los grupos de abogados donde se camuflan los legisladaron de leyes y decretos que ahora se aplican "con todo el peso de la ley". Faltó ese estrato.
Rodrigo
POR LOS SECUESTRADOS
UN ACUERDO HUMANITARIO
¡PERO YA!

El encubierto dijo...

Moni, moni... es obvio que no son nuevos grupos, pero deberías tener más cuidado al escribir. Dice ahí que este blog lo escribe gente la U. de C y de un instituo en Medellín. A los paisas se les perdona (sólo ellos creen que son los mejores), ¿pero a los de la U? Claro que no sé de cuál serás. En todo caso, Moni, es mejor escribir en sano juicio...

Anónimo dijo...

Para que este oasis de pensamiento y sensatez no se empiece a volver como las paginas de opinion del Tiempo o Caracol, mi querido Carlos R., habra que tomar alguna medida.

Anónimo dijo...

Hace un tiempo, un contertulio de ocasión me dijo que el blog le resultaba aburrido; a manera de provocación advirtió que escribiría sobre el tema. Esa noche lo invité a que lo plantera rápidamente pensando, como Oscar Wilde, "que de uno se hable aunque se hable mal".

En lalocadelacasa llevamos varios años conversando sobre los temas que van surgiendo a la manera de una conversación de bohemios (los materiales son las lecturas, los sucesos y las cosas); cada dia abro el blog pensando en encontrar un punto de vista, una opinión, un comentario libre de ataduras.

Nada reemplaza una buena conversación, decía el viejo Buenaventura.

Mario

Anónimo dijo...

Solamente una vez, como evoca el bolero de marras, me atreví a hacer correcciones que creí pertinentes, a un texto de los remitidos. Lo siguiente fue una reprimenda y similares. Por eso, nada de modificar los originales.
En igual forma, eliminé un comentario de alguien que a raiz del texto de Óscar Robledo sobre "Sin tetas no hay paraíso", divulgaba el nombre de una estudiante de la Universidad de Caldas, anexándole algunas aventuras sexuales. Creo que por respeto a eso que llaman "derecho al buen nombre", debía borrar ese comentario y así lo hice.


Carlos Ricardo
Administrador del Blog