jueves, 15 de noviembre de 2007

Carta de Leta

Manizales, Noviembre 14-07

Querida amiga Mónica:

Un poco demorada para contestar y me acuso de haber sido descuidada, pero mientras que estoy en esta misteriosa identificación de la miseria afectiva en la que vivía y la alegría que me corresponde ahora, hallo instantes vertiginosos en que la contemplación sobrepasa toda posibilidad de análisis, de manera que mi tiempo está comprometido para captar lo real y lo irracianal, además quería esperar que me pasara cierto grado de irritación, motivo por el cual, no pude viajar a Manizales como lo habíamos planeado.

Para que te asombres, ya no soy una adepta de la exclusiva razón, ya supongo otras alternativas de la realidad que te comentaré cuando tenga más claridad.

Querida, en este pueblo se han presentado muchos eventos o pos-espectáculos antes y después de las votaciones. A mi no me interesaba partido político alguno, me contenté con recibir lo mejor de las fiestas, tomé trago, bailé con aquel, recibí varias propuestas para cambiar el voto, pero yo ni siquiera tenía un voto específico, total, a todos les decía que si aunque manejaba un grado intenso de autismo frente a sus discursos, es una forma de manejar una economía auditiva…y, lamentablemente, la hipocresía propia de la vereda.

Estoy más que enterada sobre los acontecimientos de la U., en vacaciones involuntarias, apoyo al Rector, no solo del Superior, sino de los políticos y de las empresas. También escuché que le estaban buscando puesto al Rector ahora en el cambio de gobierno, talvez una secretaría o una empresa nueva para dirigir para que no quede desempleado. Se dice también que, este señor Ricardo apareció fuera de lugar en medio de la academia y la administración, qué tan cierto es eso? Podría él, confesar con entera humildad acerca de su no gobernabilidad? Podría aceptar que la crisis de universidad no es personal ni competencias de barras? Podría suponer un sentido bastante claro a este conflicto para revelar desinteresadamente los problemas reales? Pregunto esto, porque cada vez que hay encuentros o asambleas, se parte de los resultados inmediatos de éstos y se descuida la esencia verdadera del problema…

Mónica, también quiero saber cuáles fueron los resultados de la Consulta, porque leí en los periódicos que ésta no tenía validez, la verdad, no entiendo el por qué. Intuyo que todos los pasos que se dan para la protección, salvación, reflexión, organización o como se quiera llamar en pro de la U. presentan obstáculos que aparentemente son legales a favor del rector y empieza una especie de seducción colectiva de la desesperanza, pero no olvides Mónica que es grato quejarse de lo que se ama. Creo que todos ustedes quieren la U. y luchan por ella aunque históricamente estemos en la historia del dolor, de la indiferencia -supongo- de algunos académicos, estudiantes, administradores y empleados.

Bueno querida, hice bien en aprovechar mi ánimo para escribirte, tu sabes de los altibajos de la edad, sobre todo el tenerme que acostumbrar a ciertas exigencias estilísticas de aquel, y no se si aguantaré el trote para permanecerle bella.

Con afecto, Leta

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿ Seré demasiado jóven para intentar seducir a Leta?

¿Le parecerá decepcionante mi afición por el fútbol?

Anónimo dijo...

Admirador, siempre me han considerado como una efectiva celestina y hasta yo lo he creido, pero en este caso, no te recomiendo seducir a Leta, ella está por ahora bien afectivamente y lo mejor es no inquietarla. Sin embargo, por si acaso, si le gusta el fútbol... te avisaré...

La amiga de Leta

Anónimo dijo...

Dicen en los tertuliaderos de la ciudad que varios de los integrantes de la loca tienen interés en conocer a Leta; es posible que desde la distancia pueda ver mejor el panorama universitario que comienza a despejarse.

Mario