martes, 23 de octubre de 2007

VOTACIONES 28 DE OCTUBRE:

Luis Guillermo Giraldo, otrora barón electoral de Caldas.

DEFICIT DE LIDERAZGO EN CALDAS.
OSCAR ROBLEDO HOYOS *


Vibrantes han sido las columnas de César Montoya Ocampo (“Aristizábal: 110% Caldense” y “Yo Acuso”) sobre la candidatura del Francisco Cruz como gobernador de Caldas. Hemos tomado puesto en la galería pues los argumentos vienen y van. La defensa ha resultado un tanto pírrica puesto que a la mesa de discusión han llegado clamores y reclamos de la Contraloría General de la República y de la Procuraduría. Así la cosa se hace muy difícil y la defensa cuesta arriba. A lo anterior se aúna el hecho de la Región. Si algo les queda a departamentos, aldeas, villorrios y municipios es el amor por el terruño, por lo propio, por sus costumbres, su cultura, juegos, tradiciones y gastronomía. Es un arrebato postrero por la identidad porque el tornado neoliberal lo que saca de quicio lo estruja para finalmente volatilizarlo y desaparecerlo en el éter. (Marshall Berman, Todo lo sólido se desvanece en el aire. La experiencia de la modernidad) Los globalizadores rompen las identidades del terruño y la provincia. Nada quieren saber de fronteras nativas. Hemos criticado a los antioqueños por su regionalismo exacerbado, por aferrados a sus empresas y ejecutorias familiares. Pero a la postre el país les reconoce que pegados a sus breñas le ofrecen a Colombia grandes avances de progreso y pujanza. Quisiéramos tener para Caldas algo de ellos, siquiera un tantico de su regionalismo, de su sentimiento colectivo de valía para no perder del todo lo que decía el sociólogo, la "Caldensidad". Pero no es así por estos lares. A la Dra. Adriana Gutiérrez, caldense de cepa y tradición, se le ha perdido su entraña originaria cuando propone que votemos por alguien externo a nuestra historia, que viene de otro contexto regional como si no hubiese en nuestro entorno de donde echar mano. “El Partido de la U pretende imponernos .. a un audaz llanero, absolutamente desarraigado de nuestro medio. Se indignan las tumbas. Silvio Villegas, Hernán Jaramillo Ocampo, Ramón Londoño Peláez, Alberto Mendoza Hoyos están promoviendo un paro cívico de almas, en la zona difusa de la eternidad, para protestar contra este gelatinoso Partido de la U que no encontró en el Departamento de Caldas un solo personaje habilitado para ser nuestro próximo gobernador”.
Esto nos duele por el desentrañamiento que implica, el gesto desdeñoso de dar la espalda a esa historia que bien o mal construyeron nuestros padres y abuelos. De ello, necesariamente deducimos que nuestros dirigentes han perdido su raigambre y miran hacia otras regiones y otras patrias con el fin de alcanzar un objetivo político que poco dice a sus conciudadanos. Si esto pasa en lo regional, lo nacional es una réplica fiel: aquellos de nuestros dirigentes que han llegado a cargos de nivel nacional actúan de manera que el país pierda sus ahorros colectivos para que la ola privatizadora deje la ganancia en manos de empresarios y gobiernos extranjeros.
La columna de María Isabel Rueda de la Revista Semana tenía que ser sobre el personaje que sin consultar el deseo del Señor Presidente quiere lanzarlo a una tercera reelección. Como es de todos conocido, se trata del Dr. Luis Guillermo Giraldo Hurtado, que en un acto sin precedentes dentro de la escuela de la lambonería y arrodillamiento, le confiesa a la periodista: “ No lo he consultado con el Presidente.... Pero es que aquí hay un tema: esto lo quiere el país (la reelección), independientemente de la voluntad de Álvaro Uribe. Usted es mujer y madre y sabe que cuando el corazón quiere una cosa, no se tapa con argumentos. El tema de la reelección brota, y brota porque es un sentimiento que tienen muchas mujeres y hombres de Colombia. Ni el editorial de El Tiempo pidiendo que se manifieste la voluntad del Presidente sobre la eventualidad de su reelección, ni el Presidente diciendo no, no y no, ni la familia presidencial diciendo que quiere salir a los ocho años de la Casa de Nariño, nada de eso impide que la querencia de los colombianos salga a flote cada rato”. “Brota y brota”, dice nuestro hombre público caldense, “mana y fluye” sin que el interesado esté interesado, sin que el nominado haya sido consultado. Da vergüenza ajena y disgusto su “pálpito altruista” de darle la oportunidad al pueblo de Colombia de tener un nuevo mandato del Dr. Uribe Vélez – por encima de cualquier argumento, según él, las madres no piensan - que nadie está pidiendo y que las dirigencias regionales aúpan en un concurso nacional de servilismo en un momento histórico de falta de imaginación creadora e incapacidad de resolver los verdaderos problemas del país y sus regiones. Es una lástima que sea otro caldense del partido de la U quien venga ahora como cristero de tercera o cuarta categoría a tomar una cruz que nadie ha colocado sobre sus hombros.
Pero tampoco votaremos en contra de, o por deducción de, como siempre ha sido el espacio que se le ha dejado al ciudadano para que todo siga lo mismo o empeorando, haciéndole el juego a la mecánica de los ripios o “la patada del ahogado” (1). Es decir, en éste caso por Mario Aristizábal. Así nos gusten su estampa y su pasado, así tenga olor a café y porte la mulera y el carriel “fundador de pueblos” por la sencilla razón que viene con el sello de la franquicia Yepobarquista que gobierna hace cincuenta años, sin que el departamento salga de su atraso o se de una satisfactoria rotación de élites. Simplemente, como siempre, aquí no pasa nada. La suerte de la población no mejora y sus hijos endémicamente “pierden el año” por no pertenecer al “roscograma” nepotista regional o al carrusel burocrático de los amiguistas. Pareciera que su futuro se hubiera congelado, como en otro fusilamiento macondiano. “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevo a conocer el hielo” (Cien Años de Soledad).

*Sociólogo
(1) Si el espacio de la simple inferencia se estrecha, el de las otras propuestas se amplía, así el Sr Presidente diga en sus giras de campaña lo contrario. Recordemos que según datos de la Registraduría, los parapolíticos tienen 29 mil 545 candidatos en cinco mil listas, muchas veces para cargos unipersonales (léase, microempresas electorales).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se dice, se piensa y hasta se cree que lo mejor de Manizales y su gente es que Pereira está creciendo. Justamente, la indiferencia en empresa, crecimiento, fortaleza, inversiones,apoyo lectoral entre otras como ud. lo menciona, son características nuestras.
Es importante la reflexión a la que usted invita.

Mónica L. Vélez H.

Anónimo dijo...

Que buen artículo Don Oscar.Con él algunos despertarán, igual que aquellos al amanecer cuando escuchan los gritos de alarma en su propios vecindario y sin despabilarse volverán a dormirse, diciendo... esperemos a que amanezca, seguro no ha pasado nada.