sábado, 22 de septiembre de 2007

Manizales, septiembre 18 de 2007




Querida Mónica Lucía

Pocos días han pasado desde tú última carta, pero mi curiosidad y el afán por preguntarte ciertas cosas de la U, me afanan a escribirte ... en tú última carta poco me comentas sobre los problemas nuevos que han brotado en la U. y no me los describes como si estuvieras ausente de la problemática, pero mi sobrina vino a visitarme después de un recorrido por Salento y ella me puso al tanto, pues participó en la visita al rector par pedir explicaciones frente a irregularidades. Trataré de resumir ciertos interrogantes al respecto:
Es verdad que no hay trabajo para los ocasionales y catedráticos sino hasta el mes de abril, según comunicado de la rectoría? Si así fuere, qué será de los profes desempleados para sus compromisos (salud, alimentación, familia, arriendos, facturas y demás) especialmente, para aquellos que llevan tantos años como ocasionales…. continuos con su carga académica solamente en la U. y no son conocidos ni tienen palancas en otras universidades? Tengo la idea firmísima de que estos profesores se van a encontrar muchos obstáculos laborales así como nuestro amigo Fulvio. Les tocará tener reservas de tranquilidad para aguantar, porque las de dinero son casi imposibles en sus situaciones.
Pienso que estas medidas que surgen después de planear y difundir el calendario académico para 2008, tienen su razón de ser. Ya habíamos hablado de la actitud de trabajo de los profesores de planta, las descargas para investigación constante e interminable en algunos casos, que a su vez proporcionaban espacios para los catedráticos y ocasionales y así sucesivamente iban surgiendo cada vez más espacios para ser cubiertos por catedráticos creciendo rápidamente una nómina paralela, inclusive una nómina que supera la de los de planta. Recuero con Mocus cuando en la alcaldía se ocupó de revisar minuciosamente la posición de muchos de los empleados públicos y encontró irregularidades, pues, estos empleados fueron a propósito de fichas políticas y favores pagados penetrando forzosamente a desempeñar oficios varios en cualquier institución. Cuando Mocus revisó y presionó a la destitución, fueron víctimas el personal de aseo y similares, quedando Mocus como un tirano. Indudablemente, lo que él realmente pretendía era sanear -por así decirlo- de las jugadas políticas que afectan el presupuesto de la institución. No es propiamente el caso de la U. y de sus catedráticos y ocasionales, sin embargo, la exagerada penetración de éstos exige una revisión de las cargas de los profesores de planta, las necesidades reales de contratación, y, finalmente, demostrar que hace falta recurrir a los concursos docentes. Considero que es la única manera para demostrar que la U. se está quedando tranquila frente a un compromiso de acreditación respecto al número de profesores de planta.

Es verdad que al rector le hicieron pasar un mal rato los estudiantes, motivo por el cual tuvo que encaramarse en una silla, pedir protección y que existe una comisión del aburrimiento instalada en la U.? aquí difiero un poco, creo que te lo dije alguna vez, y ahora te lo repito que no podemos olvidar la mezquindad extrema, la profunda mediocridad con la que en muchas ocasiones se actúa, con la ligereza de los actos que se convierten en una vil canallada, existiendo otros métodos, argumentos, consensos, discursos y altura para obtener un resultado. Sin embargo, existe otra versión, inclusive, también del rector. Los estudiantes fueron hasta la rectoría a solicitarlo, inicialmente, estaban pacíficos, pero al entrar, el rector se montó en la silla y empezó a gritar: “secretarias, auxilio me van a secuestrar llamen a la policía…” esta actitud histérica provocó en los estudiantes una reacción fuerte pues el rector había cambiado totalmente el contexto, puso en escena la simulación de un secuestro y cambió rápidamente el objetivo de la visita. Son dos versiones, cuál es la verdadera?, lo más preocupante es que ambas versiones las informó el rector. Cuál de los actores en esta situación podría ser el mezquino? Te dejo estas inquietudes…y después las charlamos.

Bueno querida, no puedo quedarme en silencio ante ese estímulo que me das respecto a mi nueva relación. Es verdad que me siento segura de mí misma y como tu dices no trasciendo para definir si es amor o deseo, ambos son necesarios y no me complico diferenciándolos, para sus efectos es lo mismo. Iré para el puente de octubre, eso si, a pasarla bien.

Hasta pronto, Leta

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mónica, qué día de octubre viene Leta para conocer ese personaje.

Anónimo dijo...

Yo también quiero estar en la reunión con Leta, mirala a los ojos y conversar con su amante.

Anónimo dijo...

¡Compro media para hablar con Leta!