jueves, 31 de mayo de 2007

RAZON DE ESTADO.



Oscar Robledo Hoyos *


La razón de Estado siempre ha sido sospechosa de turbios intereses. La han alegado los grandes dictadores, los emperadores romanos, los regímenes presidencialistas y los grandes perseguidores de la humanidad. Generalmente adolece de los altos intereses que dice garantizar. Las más de las veces estos altos intereses duermen el sueño de lo justos, son un comodín tranquilizador del elector primario. La Razón de Estado invierna hermética “in pectore” del príncipe y solamente despertará en el próximo mes de junio en el caso colombiano.

Solo faltaba que el presidente Uribe sacara de la manga una razón de esta naturaleza para que por arte de magia lo que no pudo hacer durante cinco años por el acuerdo humanitario se pudiera hacer de manera unilateral e inmediata cuando se tratara de liberar a los presos de la Parapólitica. Porque como decia alguien el garrote es la salida de delincuentes y la zanahoria la liberación unilateral de guerrilleros presos. Pero esta razón de estado no surge propiamente de la manga, el Doctor Uribe la tiene “vivita y coleando”, inédita y ágrafa en su corazón “grande” para sus amigos actualmente en la cárcel de Itagui. Otros, más benévolos, no hablan de amigos sino de “esos voticos” cautivos a los cuales, sin lugar a dudas, debió en parte significativa su reelección.

Para María Jimena Duzán “lo que en realidad le está proponiendo el Presidente al país no es la paz, sino la legalización del crimen” y no tiene empaño en titular su columna como una propuesta vergonzosa para el país. (Excarcelación, Una propuesta indigna. María Jimena Duzán. El Tiempo, Lunes 28 de Mayo). Algo parecido opina Armando Benedetti Jimeno en su columna Rincón Caribe: “Todos perplejos y acorralados”. Y así por el estilo columnistas y comentadores políticos de los principales diarios del país. Desde Cartagena, en El Universal, trina Carlos Villalba Bustillo: “No hay para qué echar tanta paja, ni necesidad de citar a un sociólogo francés y a los tratadistas de Derecho Penal, con el fin de concluir que lo que se busca (el señor presidente) descaradamente, es agradecerles a los políticos uribistas presos los votos que pusieron en las elecciones presidenciales del 2006 y evitarse un segundo tomo de Fernando Botero o de Santiago Medina. Eso es todo”. (El Universal, Cartagena. Columna Malecón. “Ley de gratitud”).

Si la aceptación de Sarcozy a un multimillonario de unas vacaciones en el Mediterráneo, al día siguiente de haber sido elegido presidente de Francia, levantó una polvareda increíble, ¿cómo no vamos a estar de pelo parado viendo al presidente en una campaña furibunda por sacar de la cárcel unos individuos que han asqueado la sociedad por su crueldad sin limites, su sangre fría, su insensibilidad ante el dolor y clamor de su víctimas y su calculada premeditación?. ¿Porque no se le ha notado ésa misma celeridad para defender y proteger a las víctimas del infame holocausto que ha vivido Colombia desde 1990?.



* Sociólogo

Manizales, Mayo 29 de 2007.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Las manifestaciones que hoy se hacen en todo el pais ( las más grandes de la historia colombiana) probablemete ayuden a morigerar las políticas de un gobierno que utliza la fuerza de los voticos para premiar a la iglesia, a los gringos y a los victimarios.

Anónimo dijo...

las actuales manifestaciones a favor de la educacion publica (maestros, padres de familia, estudiantes, ciudadania en general) han logrado lo que nunca se habia logrado, un frente comun en contra de esta politica neoliberal en contra del pueblo. cuando se dice pueblo no hago demagogia, es que la gente de estratos populares no alcanzaria a mediano plazo, financiarse un cupo en la universidad, tampoco en bachillerato (consultese los elevados indices de desercion escolar). imaginense, con el incremento de 30.000 pesos cada año en el salario minimo no se pueden satisfacer esas necesidades "burguesas" para con los hijos. ojala el minifurher se percate de ello. es dificil. representaria un giro de 180 grados. de pronto se adicionaran unos billones como una concesion graciosa del regimen, o se abriran nuevos cupos (ampliacion de cobertura, focalizacion, corazon grande, asistencialismo a la lata). que sigan las movilizaciones y de manera indefinida. es un fenomeno totalmente nuevo en esta colombia arrodillada y masacrada. que se levanten los jovenes por que los adultos no podemos ya con el miedo, nos morimos de susto y nos empezaron las taquicardias.

anonimo.

mónica dijo...

La historia de Colombia en las últimas décadas ha representado un drama único: una representación repetida de supuesta conquista y rebelión. Nuestros gobernantes han explotado su "poder" para regular, castigar y"premiar" bajo códigos de lógica y tablas de ley para dar un origen a una Colombia llena de normas que más que suavizar la violencia, la satisfacen.
El poder ha puesto en escena la brutalidad de Uribe.

Mónica