jueves, 15 de febrero de 2007

PARA QUIEN BUSCA EL PENE DEL TINO ASPRILLA




Mario Hernán López

Al hacer doble clic sobre el contador de visitas, ubicado en la parte superior derecha del blog de lalocadelacasa, se accede a una página que muestra un registro completo de las visitas recibidas; desde allí se puede identificar el lugar de procedencia y el tiempo durante el cual el usuario permaneció mirando artículos y fotografías. Una pequeña bandera y el nombre del país y la ciudad, permiten localizar el origen geográfico del navegante: Hemos recibido visitas del Perú, Puerto Rico, China, Francia, Venezuela, Nicaragua, Estados Unidos, España, República Dominicana; de lugares remotos como el oriente y África, de regiones desconocidas de los cinco continentes en las lenguas menos imaginadas. En Colombia tenemos vistas frecuentes de Cali, Medellín, Envigado, Santa Rosa, Bogotá, Santa Martha, Bucaramanga y, desde luego, Manizales.

Cuando se está dispuesto a perder tiempo “cacharriando” con el contador, es posible localizar fácilmente el buscador de Internet que usó algún despistado para entrar en contacto con el blog; buena parte proceden de Google, y es ahí donde la cosa se pone buena porque el contador permite identificar el tema que puso al usuario de la red a leer algún artículo de lalocadelacasa. Los temas varían con el tiempo, en ocasiones las visitas están asociadas a tareas escolares en México relacionadas con la Malinche: un texto de Rodrigo Restrepo es fuente de consulta permanente; un artículo de Oscar Arias sobre Caño Limón es citado en una página turística para gringos (¡en inglés!), y quienes indagan por la muerte de Omaira en Armero van a dar a un texto de Oscar Robledo que está acompañado de una fotografía sacada del inagotable archivo de Carlos Ricardo.

Algunos visitantes acceden desde páginas Web o blogs personales, hace poco me di cuenta que tenemos enlace con un blog literario - La rana Cronopia - administrado desde Suecia. En Cali estamos conectados con NTC, el boletín cultural electrónico que con admirable tenacidad produce Gabriel Ruiz; el mismo Gabriel y Humberto Vélez nos tienen como recomendados en la página de Eco- País Atisbos Analíticos, allí aparecemos al lado de los planteamientos sobre la vigencia del socialismo y los últimos análisis de la parapolítica en Colombia. Varios de nuestros textos han sido copiados en otras páginas: los artículos de Carlos Ricardo se pueden encontrar en Insignia y en la Web de Serrat; tenemos enlaces con la Universidad Tecnológica de Pereira y es usual encontrar accesos desde El Polo de Rosa; algunos se detienen a leer los versos de los poetas colgados en el blog por el loco Jiménez. Sorprende el alto número de usuarios que tiene el concurso de fotografía y la manera como se siguen leyendo los relatos del viejo concurso de textos.

Buena parte de los visitantes se quedan poco tiempo: abren el blog y cierran rápidamente como pasando las tarjetas del fichero en el antiguo sistema de las bibliotecas. También, como en las bibliotecas del siglo pasado, tenemos lectores obsesivos, empecinados en repasar la misma página o en mirar lascivos una sola fotografía: Desde hace mucho tiempo, nuestro visitante más asiduo escribe en el buscador de Google la siguiente frase: El pene del Tino Asprilla, entre doscientos ochenta vínculos que dan acceso al tema aparecemos en el primer lugar de la lista.

6 comentarios:

Xía dijo...

Pues yo soy la de (o una de las de) Bucaramanga y además los tengo enlazados en mi blog, un saludo :)

Anónimo dijo...

¿ Nos podrías dar la dirección de tu blog?

Xía dijo...

La dirección del blog es http://lesandthecity.blogspot.com

Anónimo dijo...

Las revista SOHO, acaba de publicar unas fotografías del Tino ( no las he visto), que lo presentan como " el ángel negro". Desde todos los rincones vistan esta página buscando infructuosamente las famosas fotos; en sólo tres dias esta nota ha tenido más de 600 visitantes tratando de conocerle el falo al futbolista.

Anónimo dijo...

Son miles los que entran y buscan en esta página el pene de Asprilla ¿ Cuál es su estado mental? ¿ qué diría Freud?

Anónimo dijo...

donde esta el pene! donde estaaaaa!
rayos!