jueves, 21 de septiembre de 2006

Notas sobre El Primer Aborto legal en Colombia


Lo que más me seduce de laloca es su diversidad y amplitud. Así como debería ser la Vida: incluyente, rica y amplia.
Por eso podemos coexistir juntos (pero seguramente no revueltos), aún con posiciones tan opuestas como las de aquellas que estamos convencidas -por la vida, por la salud y por la dignidad de las mujeres - que la sentencia de la corte se quedó muy corta, pero para eso tenemos todo el tiempo: para seguir insistiendo y creando conciencia, hasta que podamos ejercer con plena libertad la autonomía sobre nuestros cuerpos.
Es un pequeño alivio el que al menos la chiquita de once años no estuviera condenada a "ejercer" de mamá: algo tan trascendente que sólo debe surgir de la voluntad y del amor.
Un abrazo

Yayo

No hay comentarios.: