viernes, 25 de agosto de 2006

El primer año de una empresa



Por Carlos Ricardo

El 26 de agosto de 2005, sin experiencia previa y con muchas ganas, asumí la tarea que desde algún tiempo atrás se había postulado para los integrantes de “La loca de la Casa”: una página web. Los criterios eran muchos y dispares, ante la avalancha de posibilidades: que si contratábamos un servidor para tener un sitio con nombre propio (lo más “inn”) o que si hacíamos uso de alguno de los múltiples proveedores de “hosting” (alojamiento). Pero finalmente, más por presión de los muchos comentarios y de las experiencias muy nombradas, decidí iniciar la tarea del Blog. La fecha, el 26 de agosto, cuando abrimos el “usuario” en Blogspot. El inicio fue menos traumático de lo que pudo haber sido, fundamentalmente por algunos brochazos de código HTML que recibí en un diplomado sobre el tema. Lo otro, definitivamente con las herramientas amigables que ofrece el proveedor, pues fue un poco de imaginación, ensayo-error (más errores que ensayos) y a presentarnos en sociedad: el primer “post” o publicación, que apareció ese día a las 12:12 A.M.
Las cosas fueron consolidándose y el siguiente paso fue poner el contador de visitas. Esos numeritos indican hoy, que hasta el momento de escribir esto, 5344 veces ha sido visitado ese blog en su año de existencia. Una cifra muy interesante, si se auna al tiempo que han invertido los visitantes en detenerse en nuestro blog: en promedio 4:15 minutos. Eso significa, que nuestros visitantes han usado 378.5 horas, visitando nuestro blog.
Pero es en el origen de esos visitantes en donde encontramos datos más llamativos: nos han visitado desde Sudáfrica, Israel, Australia y casi toda la pléyade países. Qué o quién los trajo: la magia del World Wide Web. Algunos con palabras “clave” en los buscadores, obvias o muy cercanas a ello: Manizales, mujeres Colombia, García Márquez, etc. Pocos pueden haber llegado usando el flamante nombre del “reposesionado” de la Casa de Nariño, porque casi desde el principio fue innombrable.
Pero también llegan visitas que dejan pensando, por ejemplo, una que llegó usando la siguiente frase: “follando en Calcuta”. La españolesca intención erótica, debió fenecer al toparse de manos a boca con las pacatas imágenes del Blog…
En el año de vida, hemos puesto 202 artículos, fotos, comentarios, poesías, recomendados, mamadas de gallo, participantes de concursos, etc. Eso significa una auténtica Babel monoidiomática, que ni el mismo Noam Chomsky se atrevería a clasificar. Hemos hablado y visto de todo y lo más importante, no hemos guardado unidad temática. Cada uno dijo, pensó y sintió como a bien lo tuvo, sin limitaciones diferentes a las carencias o a los excesos de cada uno y cada una.

El sostenimiento en el plano técnico ha sido grato, aunque a veces se compita entre mis clases de Fisiología y la necesidad de agregar un nuevo artículo o de buscar una imagen acorde con la intención del autor.

Un año es poco tiempo, pero ha significado el aventurarnos por la ancha vía de la Internet, pulir algunos aspectos de estilo y otros de forma, recibir comentarios elogiosos casi siempre, ver comentarios a veces provocadores dejados casi siempre por “anónimo”..
Hemos visto surgir blogs amigos y de amigos: los de los “caleños” NTC y Ecopaís, El Faro, Jazz a lo colombiano y el más reciente entre los amigos, el de Arturo Álape. Esos, sólo para citar algunos.

Hemos tenido primero el concurso de escritos y ahora el de fotografía, como un aporte más a la cultura y con indiscutido suceso.
En fin, luego de éste primer año, la constancia y el apoyo de todos los integrantes del grupo, muchos de nosotros sin conocernos en persona, ha llevado a que hoy seamos una voz en la red.
Iniciamos el segundo año con augurios de buen viento y buena mar.

Felicitaciones para todos y a escribir y sobre todo a leer, porque creo que será mucho y muy grato lo que entreguemos en ésta labor.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Parabéns, se precisa de coragem, teimosia, determinação e "muita folga" para se manter um blog desse tipo. Valeu !!!
Desde qualquer wireless place, um forte abraço,

Carlos Augusto