lunes, 15 de mayo de 2006

Elecciones en Perú



Por Titi Shinki.

Otoño, en esta Lima que aún no es totalmente gris, pensaba en la historia política que nos ha tocado vivir últimamente y realmente es sobrecogedora. Tratando de ignorar las encuestas de la última semana que no se publicaron pero que todos sabíamos, dejé que me sorprendieran los resultados de la primera vuelta; enfrentar la realidad del desenlace fue increíble. Que Humala haya sacado algo más de 25% de los votos emitidos, es comprensible; si el nivel de pobreza extrema anda por el 20% (52% indígena), la pobreza en 54%, no podemos pretender que un personaje como Humala no tenga el apoyo de los siempre excluidos; la percepción del macho autoritario reditúa en votos mucho más que la democracia que no da de comer. Tampoco me llama mucho la atención los votos de Lourdes, era de esperarse tamaño fracaso porque esta campaña fue peor que la del 2001, pobre Lulú, está predestinada al fracaso.

Lo realmente inverosímil ha sido la votación alcanzada por el APRA. Recuerdo que cuando estaba estudiando la maestría, en una de las clases con Martín, hablábamos sobre valorización de las empresas y los factores que influyen. Como siempre terminamos hablando de los factores políticos y nunca me voy a olvidar cuando Martín nos contaba que sus hijos “sabían perfectamente” lo que habíamos vivido durante el gobierno de García. Lo dijo con mucha gracia y recuerdo que siempre nos recalcaba que nuestra tarea era enseñar, tener presente, nunca olvidar... que las generaciones menores a la nuestra tenían “derecho” a nunca ser engañados.

Por lo visto, nunca enseñamos, nos olvidamos, perdonamos, o qué diablos hacemos?!. Mi amigo Fernando, yucateco, enteradísimo de los quehaceres políticos del Perú, me decía hace pocos días: ”Titita, cualquiera diría que no han aprendido nada”, y qué le contesto a este amigo que sólo deja fluir su intriga por lo que ha pasado.

Aquí no se trata de echarle la culpa a Paniagua (se habrá dado cuenta que su peso en la política nacional es directamente proporcional a su estatura?) por la derrota de Lourdes, como sí la tuvo Olivera en el 2001. Después de cinco años UN debió de aprender cosas mínimas, sentir y latir con la gente de a pie, nunca se vio real, de repente Lourdes sí (a veces parecía real) pero sola, no había nadie que la apoyara, me daba tanta pena; Alan con sus Jorges y Mauricios que son capaces de cualquier cosa con tal de defenderlo, Humala tenía para bien o para mal a su perro Abugattás, a los García Núñez, a los Torres Caro, Nadine... hasta Paniagua tenía a Vitocho... Martha tenía a ... a quién?; pero la cosa es que la pobre Lulú no tenía a nadie, o mejor dicho NADIE, y encima mientras la campaña, le fueron poniendo cabes sus propios aliados, que aunque tuvieran razón debieron de abstenerse y tratar de apoyar en la campaña... la Glorisa, pucha, quién se la aconsejó? sus enemigos?, no se dieron cuenta que la realidad peruana es distinta a la colombiana, joder, que vaya a asesorar a su país... se me viene a la mente los comerciales de televisión de Lulú, en qué estaban pensando cuando los hacían, cuando los programaban, o sea, no había nadie de su entorno que pudiera abrirle los ojos... si comparamos los comerciales, las estrellitas bailando reggaeton eran mostras, el mensaje de Humala era directo y efectivo, mientras Lourdes hacía comerciales tipo años setentas... a quién carajo hay que colgarlo por eso?

Pobre Lourdes, nunca estuvo tan lejos de perder, porque es distinto a que estuvo cerca de ganar; un mes antes de la primera vuelta estaba en primer lugar, cinco años chambeando por todo el país y qué pasó?, a mí me quedan algunas tristes reflexiones. Si en cinco años UN no supo revertir cifras tan pobres fuera de Lima es porque no aprendió, no sintonizó, faltó reacción, faltó bases en provincias, el “discurso” no caló y nadie se dio cuenta y por último, para enfrentar al APRA, faltó preparar personeros que defiendan los votos... es que la soberbia es una pésima consejera.

UN al parecer es una alianza donde la brújula no se mueve, no cayeron en cuenta que lo decisorio son las emociones, que el Perú no es Lima, y hoy más que nunca ha quedado demostrado, Lourdes ganó en Lima y perdió rotundamente en el resto del país... para eso chambeó cinco años?

Qué terrible pensar que un militar sin historia y un ex presidente como García te ganen, teniendo la mejor imagen. Es que nuestro país es de locos, todas las encuestas señalaban a Lourdes como la candidata con imagen de honestidad, de chamba... sin embargo, perdió.

Quién le habrá aconsejado que el colorado Woodman era “el” candidato a la vice presidencia?, y lo peor, cuando comenzaron a atacar su candidatura, nadie salió en su defensa y lo confinaron al ostrasismo “porque no encajaba en la estrategia de alcanzar la presidencia”; como si defender al empresariado fuera un pecado, al sambenito de ser el “candidato de los empresarios” nunca le dieron la vuelta, se quedó tatuado sin defensa y lo peor es que Lourdes demostró sus pocos recursos para enfrentar algo así. Pobre colorado, hasta Dionisio Romero estaba en contra de su candidatura!.

Hasta que nuevamente Alan le jaló la alfombra a Lourdes y se quedó en segunda vuelta, le bastaron dos mensajes claros (que UN no tuvo siquiera UNO), votar por la candidata de los ricos y votar por el salto al vacío, él el gran salvador de los centros. Y ante eso, UN no supo reaccionar, qué increíble, bueno, tampoco hay que quitarle méritos a Alan porque en estas lides él es el capo.

Ahora finalmente, nos acercamos a la segunda vuelta. Cinco años atrás ni Toledo ni Alan. Los años pasaron y las alternativas, al parecer, no han mejorado; entiendo perfectamente a la gente que no quiere dar su voto por ninguno de los dos, Kikito me dice, “yo sé que Alan tiene que ganar, pero no tengo estómago para marcar por él” y lo entiendo, a la gente que va a votar por Humala... la entiendo pero no la comparto. Lo único que tengo super claro es que Lourdes tiene la CULPA de hacerme ir a la segunda vuelta con mucho más que resignación, sabiendo que vamos a arrepentirnos de lo que decidamos cualquiera sea nuestra opción.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cómo evaluar el peso de Chávez en la decisión política de los peruanos?

Anónimo dijo...

Bien Titica, hacía rato nos debías un comentario tuyo en lalocadelacasa sobre la cosa peruana.

Mario

Anónimo dijo...

¿ cuales son las fechas de las elecciones?