martes, 13 de diciembre de 2005







Un libro para leer siempre.


PALABRAS FABRICADAS DESDE LA INOCENCIA

Semblanza del libro Casa de las Estrellas, de Javier Naranjo editorial de la Universidad de Antioquia.


"Ángel es un señor de la guarda"


Lo que comenzó como un simple juego de definición de palabras en boca de los niños escolares del Oriente antioqueño, se convirtió en un revelador diccionario de más de mil significados construidos a partir de un lenguaje transparente cargado de humor y poesía.

Por: Juan Carlos Sepúlveda s. Medellín


"El universo es la casa de las estrellas y también un concurso para las reinas", dijeron al unísono Carlos Gómez de 12 años y Walter Ríos de 10, cuando se les preguntó por el significado de esta palabra.

Respuestas salidas de un lenguaje limpio, transparente y hasta poético imaginado por seres asombrados ante un mundo que apenas exploran.

Un estado de creación inspirado en la inocencia que no conoce de artificios intelectuales y que condujo a Javier Naranjo Moreno, un adulto con corazón de niño, a la aventura de escucharlos y apuntar en un singular diccionario, más de mil palabras con las que construyó La Casa de Las Estrellas, el libro que editó el Fondo Editorial de la Universidad de Antioquia.

La obra, resultado de siete años de investigación, nació como un juego espontáneo de palabras en la clase de creación literaria del Instituto Educativo El Triángulo, de Rionegro, y concluyó en las aulas veredales de las escuelas Chipre y Tres Puertas, gracias a una beca de Colcutura que apoyó el proyecto desde el comienzo.

A su manera de entender Naranjo, quien actualmente se desempeña como director de la Casa de la Cultura de El Carmen de Viboral, descubrió el mundo interior que ellos perciben del exterior cuando los cuestionó por su edad cronológica, "Para mí es un amigo que tiene el pelo cortico, no toma ron y se acuesta más temprano", dijo uno de tantos. Tan elemental y sabia le pareció la respuesta que fue el punto de partida para iniciar todo un trabajo de exploración semántica desde su mirada ingenua. "Las palabras surgieron sin ninguna deliberación particular, salvo quizás el que fueran suscitativas", explicó.

Del material obtenido se hizo una selección en la que se corrigió sólo la ortografía y en pocos casos la puntuación. "Respetamos la voz de los niños, sus titubeos, sus giros y su secreta arquitectura. Sus hallazgos en el milagro de pronunciar y hurgar en lo enunciado".

Advirtió que los adultos no valoran el pensamiento de los niños porque les parece que en ellos no hay verdad, pero cuando se encuentran con frases originales dicen que las inventó una persona "mayor" lo que es un menosprecio a su agudeza.

"Con la publicación del libro queremos mostrar la sabiduría y sobre todo la poesía profunda que hay en cada una de estas definiciones. Casa de las Estrellas no será tanto un libro para niños como si para los adultos que deseen asombrarse con su lenguaje limpio y fresco", anota su compilador.

Del libro extractamos una breve muestra de los significados más representativos.


Un mundo definido

Adulto: Persona que se obsesiona haciendo el amor. (Simón Peláez. 11 años).

Agua: Es como si tuviera algo en la mano y como si no sintiera nada en la mano. (Alex Gustavo Palomeque. 7 años)

Amor: Cuando uno hace el amor y se besa, se le pudren los dientes. (Edison Albeiro Henao. 7 años).

Ángel: Un señor de la guarda. (Juan Guillermo Henao. 8 años).

Abrazo: Estimular el amor. (Camila Vélez. 11 años).

Anciano: Es un hombre que se mantiene sentado todo el día. (Mary Luz Arbeláez. 9 años).

Amigo: El amigo es algo para no sentirnos solos. (Paula Arango. 9 años).

Asesinato: Quitarle lo mejor a una persona. (Juan E. Restrepo. 9 años).

Beso: Dos en acercarse. (Camila Mejía. 7 años).

Diablo: Es algo diabólico que hay en el cielo. (Juan Felipe Zuluaga. 10 años).

Dios: Es el amor con pelo largo y poderes. (Ana Milena Hurtado. 5 años).

Cariño: Amarrar a las personas. (Valentina Nates. 5 años).

Cosa: Es una cosa que sirve para muchas cosas. (Nelson Ferney Ramírez. (7 años).

Colombia: Un partido de fútbol. (Diego Alejandro Giraldo. 8 años).

Campesino: Es una persona que vive en el campo y es muy ordinaria para vestir. (Alejandra Agudelo. 12 años).

Cielo: Donde sale el día. (Duván Arnulfo Arango. 8 años).

Cuerpo: Algo donde estamos, por donde recibimos las señales. (Nelson Fernando H. 9 años).

Distancia: Cuando uno está lejos de la casa. (Walter de Jesús Arias. 10 años).

Dinero: Es el fruto del trabajo pero hay casos especiales. (Pepino Nates P. 11 años).

Droga: Es la muerte en bolsitas. (Simón Peláez C. 11 años).

Espacio: Es cuando no pasan carros (Milton Anderson Bedoya. 6 años).

Espejo: Es donde me miro la belleza. (Mary Sol Osorio. 9 años).

Espíritu. Algo que se nos mete y da felicidad. (Marcela Carmona. 7 años)

Eternidad: Un pozo que no tiene fondo. (Gloria María Hidalgo. 10 años).

Esqueleto: Espíritu podrido. (Andrés Correa. 11 años).

Familia: Es una reunión de toda la vida. (Jorge Iván Soto. 8 años).

Hogar: Calor de donde viene la familia. (Carlos Gómez. 12 años).

Iglesia: Donde uno va a perdonar a Dios. (Natalia Bueno G. 5 años).

Inmortalidad: Es como estar vivos y decir que estamos muertos. (Weimar Grisales. 9 años).

Loco: Persona que se cree algo distinto a lo que es. (Juan Carlos Mejía. 11 años).

Madre: La madre es la piel de uno. (Ana Milena Hurtado. 5 años).

Mafioso: Gente que no consiente que lo toquen. (Viviana María Sepúlveda. 9 años).

Mapa: Para encontrar cosas situadas. (Lyda Marcela Vásquez. 8 años).

Mente: Cosa que uno piensa a través de uno mismo. (Juan Camilo Osorio, 8 años).

Miedo: Cuando llega alguien a la casa y yo me levanto a ver quien es. (Andrés Ramírez. 6 años).

Muerte: Es una cosa que no regresa. (Ancízar Arley López. 11 años).

Mujer: Un muchacho que tiene mucho pelo. (Juan Pablo Eusse. 8 años).

Nada: Es cuando le pregunto a uno que si vio alguna cosa. (Juan Camilo Osorio. 8 años).

Oscuridad: Cuando el sol ya se cansa. (Duván Arnulfo Arango. 8 años).

Padre: Es el que me dio la cosa que tengo en la mitad de los dos muslos. (Simón Peláez C. 11 años).

Paraíso: Vivir en un pueblo, yo creo. (Gustavo Palomeque. 7 años).

Paz: Es el fruto de la tierra que todavía sobrevive. (Lina María Murillo. 10 años).

Pareja: Es donde se meten los pájaros. (Diego Alejandro Tabares. 8 años).

Pecado: Es cuando una persona comete un pecado inmortal. (Alejandra Agudelo. 12 años).

Pereza: Sueño que le da a los cristianos. (Luis Fernando Ocampo. 10 años).

Pesadilla: Comer mucho y acostarse. (Weimar Román. 7 años).

Poesía: Es cualquier persona que vuela por el aire. (Sandra Milena Mazo. 7 años).

Príncipe: Vago de la realeza. (Eulalia Vélez. 12 años).

Presencia: Es cuando uno se va de viaje, y llega la presencia.

Recuerdo: Es lo que yo pienso hace mucho tiempo. (Jorge Humberto Henao. 10 años).

Ritmo: Es cuando uno le lleva la corriente a la música. (Víctor Alonso Soto. 7 años).

Sexo: Es cuando uno habla con una mujer y le transmite una cosa. (Jorge Mario Betancur. 9 años).

Silencio: Es cuando uno está en la eternidad. (Leydi Stella Arango. 10 años).

Soledad: Es pensar en otro. (Viviana María Sepúlveda. 9 años).

Sombra: Es algo que al caminar vamos dejando. (Jorge Alejandro Zapata. 12 años).

Suicidio: Es uno matarse por instinto. (Mary Luz Arbeláez. 9 años).

Tiempo: Es cuando Dios nació. (Juan Felipe Soto. 5 años).

Tierra: Es un sentimiento del espacio (Lucas García. 11 años).

Uno: Es cuando uno numera a varias personas y una de ellas queda numerada por uno. (Jennifer Julieth Agudelo. 9 años).

Vida: Lo que se toma y se pierde cada día en la tierra. (Liliana Murillo. 10 años).

Viejo: Uno de pronto se muere. (Edisson Albeiro Henao. 7 años).

Violencia: Uno coge una muchacha y hace el amor. (Javier Ignacio Ramírez. 6 años)

No hay comentarios.: