miércoles, 5 de octubre de 2005

AGUACERO DE COLORES



A Albeiro Serna Salazar - In memóriam -

Por : Mario Hernán López

Cali es uno de los mejores lugares de la tierra para estar a las cinco de la tarde, sopla fuerte el viento y los vestidos sueltos de las trigueñas adhieren a los cuerpos, marcando sin pudor los sitios de mayor resistencia anatómica a las fuerzas de la naturaleza.

Así era la vida en la calle del Paseo Bolívar, cuando el director del grupo de teatro La Brecha llamó a los actores para que hicieran los ejercicios corporales, previos a la primera función de la temporada de teatro del occidente colombiano:

Agrupación Teatral “La Brecha”

PRESENTA: TILICHES

CREACIÓN COLECTIVA

LUGAR: SEDE DEL TEATRO EXPERIMENTAL DE CALI – 5 p.m.

ENTRADA GRATUITA

Enrique Vargas, Albeiro Serna y Mario López, iniciaron una rutina de ejercicios aprendida de la escuela de Constantín Stanislavski. Algunos ejercicios de Tai Chi complementaban la acción física, buscando armonía, fluidez y control muscular. A pesar de las temporadas realizadas con la obra TILICHES en el Galpón de Bellas Artes de Manizales, los ejercicios también involucraban los ensayos de algunos textos con el propósito de poner en juego ciertos niveles de la memoria. El público comenzaba a ocupar su lugar en la sala. Entre bambalinas el director observaba la ocupación del teatro y los actores examinaban por última vez las indumentarias y los objetos del vestuario de los personajes.

- Bienvenidos esta tarde a la presentación de la obra TILICHES. Se trata de una propuesta teatral hecha a la manera de un poema visual sobre la desolación, la desesperanza y el olvido. El texto y el montaje es una creación colectiva de los integrantes de La Brecha, en ella se recogen e incorporan poéticas ligadas a la tradición de César Vallejo y Juan Rulfo - Dijo Jairo Gómez, con la voz un poco engolada por la tensión del momento.

Antes de salir a escena Mario se mordía la lengua; en uno de los templos sagrados del teatro colombiano, no podía, por ningún motivo, dejar que en el diálogo del proscenio - en el momento de encontrarse de frente con el personaje representado por Albeiro - la enorme nariz del actor le hiciera reventarse de la risa; se le había metido ese gesto en la memoria del personaje

No lo pudo mirar a los ojos como estaba previsto en el guión; en el momento previo a la escena una lluvia de papeles de celofán rojos, azules, verdes y amarillos, derretidos por el calor de los reflectores, cayó sobre el escenario cagándose en la función que esa noche se hacía en las mismas barbas del gran Enrique Buenaventura. La carcajada del director de La Brecha estalló en la sala, los actores en la escena se miraron con pavor, mientras improvisaban un texto que pretendía transformar los celofanes encendidos en estrellas de colores.

Cali es uno de los mejores lugares de la tierra para estar a las doce de la noche. Los vestidos sueltos de las trigueñas tallan figuras provocativas cuando bailan, coquetas, haciendo el séptimo paso del decálogo de la salsa:

Esquina Latina

La mejor Rumba Antillana de la Quinta

No cover

- ¡Marica!, esta noche por primera vez nos tocó ver llover estrellas. Gritó Albeiro en medio de la rumba de la quinta en Cali.

No hay comentarios.: