martes, 20 de septiembre de 2005

Epigrama

Con la venia de Ernesto Cardenal.


Me contaron que estabas enamorada de otro
y entonces me fui a mi cuarto
y escribí ese artículo contra el Gobierno
por el que estoy preso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahhhh, los tiempos de amor y guerra con Cardenal, Serrat y Benedetti.

Carlos-A Ramirez dijo...

les comparto el siguiente poema de una amigo indígena:

He de caminar hasta el cansancio
y aunque tengo afán
no aligeraré los pasos
solamente he de llegar
en el momento preciso;
aunque te deje esperando
muchas y mil veces
aunque llegue tarde a las citas
y el lugar esté lleno con tu ausencia
solamente te digo
que núnca he cumplido
pero he llegado siempre
en el momento indicado.
(H.J.)